4T: DESGARRIATE POR EL BOTÍN

Botín
Botín

RELATIVISMO POLÍTICO 

Rafael Lagos Inoriza

Los mexicanos inventamos la palabra desgarriate para definir una situación en la que impera el desorden y la confusión, un revoltijo para la Real Academia de la Lengua Española, nunca como hoy puede encontrar mejor situación para explicarla que la Cuarta Transformación. 

Cada vez es más desaseado el proceder de los personajes de la 4T, desde el presidente y sus colaboradores del gabinete, hasta los presidentes municipales pasando por legisladores y gobernadores, ninguno se salva. Cada vez es más visible su mediocridad, su ambición desmedida y la urgencia por apropiarse de México, como si fuera un botín de guerra. Así se conducían los bárbaros, los vikingos, los mongoles y muchas otras civilizaciones incluyendo algunas prehispánicas y los conquistadores españoles, ingleses, portugueses o franceses. Una vez que obtenían el poder tenían derecho a destruirlo todo para no dejar huella del pasado, para instaurar su ideología, su cultura y beneficiarse a costa de las personas originarias.

Así piensan los personajes de la 4T, aquí y ahora el derecho está condicionado al sujeto. Depende quien eres, si eres conquistador o conquistado, eres vencedor o vencido, fiel o adversario, estás conmigo o con el enemigo, dice el presidente, así de simple. A los amigos a los fieles, se les comparte el botín, se les excusa y se les brinda perdón y olvido, obtienen así su “cuota” por haber participado en “la lucha” como ellos le llaman a la larga serie de actos legales e ilegales que los llevaron al poder, el mismo que hoy detentan incluso en demasía pasándose por el arco del triunfo la Constitución, las leyes y hasta las instituciones que fueron diseñadas para satisfacer demandas ciudadanas de respeto a los derechos humanos, a la transparencia y la legalidad, pero sobre todo de democracia y libertad.

Así, por inaudito que parezca, el mismo presidente de la república ataca a un organismo ciudadano como el Instituto Nacional Electoral y espera sumarlo a su botín. Declara que espera que la elección de nuevos consejeros destierre el fraude. Acusa al INE de ser cómplice de fraude electoral, el mismo organismo que legitimó su triunfo hace veinte años para que pudiera ser jefe de gobierno de la Ciudad de México cuando no cumplía ni siquiera los cinco años mínimos de residencia que la ley exigía para el cargo, la misma institución que en 2018 le garantizara los votos que le permitieron convertirse en presidente. La perversidad de que las cosas se hacen bien cuando le favorecen y mal cuando le son adversas, la ceguera de no poder ver que ya desde el poder puede construir y perfeccionar, pero la ignorancia lo hace destruir y empeorar.

Así como el gobernador Jaime Bonilla en Baja California decide que si bien fue electo por dos años puede cambiarlo a cinco una vez que es gobernador, solamente porque ganó. Y luego como fue declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues se aventó la puntada de querer reducir el siguiente periodo electoral. El mismo gobernador que le da igual señalar que el subsecretario Lopez Gatell mal informa sobre el número de fallecidos por COVID en su estado, al igual que el gobernador morenista de Tabasco, Adan Augusto López quien también difirió de las cifras del subsecretario de Salud. Pero si la prensa escribe que no cuadran las cifras del gobierno federal y que la curva no está plana, entonces se les tacha de prensa conservadora. Ya ni hablar de otros gobernadores morenistas como Cuauhtémoc Blanco de Morelos que también tiene un desastre en su estado incluso con acusaciones de corrupción de familiares y colaboradores cercanos.

Botín

Tanto desgarriate vive la república que hasta un presidente municipal de morena, José Francisco Ramírez Licón, alcalde de Rosales, Chihuahua desafía a elementos de la Guardia Nacional junto con un grupo de campesinos y acusa al presidente de traición, a la misma persona preocupada a diario por demostrar que no es un florero y son repelidos con gases lacrimógenos y balas de goma por las fuerzas federales encargadas de traer la paz que el entonces candidato López Obrador dijo que lograría en un año. Para quienes producen en el campo hay balazos y nada de abrazos. Lo mismo para los intelectuales, los mismos que ayudaron a instalar la democracia, los mismos que criticaron a los gobiernos del PRI y se desencantaron de los panistas y los exhibieron en su momento. 

En cambio, cuando el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), realiza un atentado en Las Lomas de Chapultepec contra el Secretario de Seguridad Ciudadana del gobierno de la Ciudad de México, Omar García Harfuch y luego viraliza un video que alcanza las 13 millones de reproducciones en México y 3 millones en el extranjero hasta ayer en la mañana, en el que presume personal, armamento, vehículos blindados y equipamiento propios de un ejército, resulta tienen la excusa de que eso se los heredaron. Pero experto en echar culpas AMLO acusó a los “intelectuales orgánicos y no orgánicos”, lo que eso signifique es lo de menos, el caso es que él no es responsable, como tampoco tiene responsabilidad legal al aceptar que liberó a Ovidio Guzman, simplemente la ley se aplica selectivamente.

Así a los diputados del partido en el gobierno les vale afectar al presidente al proponer reformas de ley que lo hacen quedar mal, sin importarles la institución presidencial. Ya sea proponer una reforma para que los arrendadores no puedan garantizar sus rentas y mucho menos la propiedad privada; sea para proponer que el día primero de julio sea declarado oficialmente “Día de la Cuarta Transformación”, al mismo nivel que las efemérides de la Independencia o la Revolución Mexicana; para reformar la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para otorgarle facultades del Legislativo a su presidente; extinguir fideicomisos para obtener mas dinero porque se les cayeron los ingresos de Pemex y por sus irresponsabilidades al gastar más de la mitad del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios; o bien para tratar de descarrilar la selección de consejeros del INE porque no les salió a modo y John Ackerman se molestó. 

Son tan poco pulcros en el ejercicio del poder que ni siquiera entre ellos son empáticos, mucho menos solidarios, no hay proyecto común, sino una suma de ambiciones y egos que se subieron al tren de Lopez Obrador para alcanzar sus objetivos personales. Ni siquiera el supuesto liderazgo del presidente puede alinearlos. Así pueden pelearse de manera publica Yedckol Polevnsky y Ramírez Cuellar por el partido en el poder y ventilar hasta los calzones al sol, al grado de demandar penalmente a la otrora intocable ex presidenta de morena y acusarla ni más ni menos que de fraude por más de 1,200 millones de pesos. Corrupción en la presidencia del partido del presidente cuando él era candidato. El tema emblemático de López Obrador.

Botín

Han convertido a México en un verdadero desgarriate de ambiciones personales económicas y de poder, mientras sufrimos los estragos causados por la pandemia de Coronavirus que hasta ayer sumaba casi 350 mil contagios y casi 40 mil muertes en las cifras oficiales, lo que nos ubica como el cuarto país por número de muertes. Pero eso no es lo importante, ya que con el cambio en las gráficas lograron aplanar la curva. Lo que de verdad importa es que cada fiel obtenga su botín.  

Visits: 3689 Visits: 8

Be the first to comment on "4T: DESGARRIATE POR EL BOTÍN"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*