La Moda crece en la tierra… ¡ fibra para tu inversión !

Moda
moda

#GurúFinanciero

Carlos Pérez de la Cueva

La industria sigue evolucionando y tiene un compromiso con conservar el Planeta Tierra … me refiero a un sector que ha enfrentado amenazas y hoy experimenta una oportunidad, la industria textil, correlacionada con la moda, el diseño, el medio ambiente y la sociedad.

La moda en la ropa y accesorios – necesidad creada para generar consumo- lo inn, lo fashion , lo cool, ha perdido presencia durante los últimos cuatro meses del 2020, ¿  quién usa sus zapatos, cinturón, bolsas, sacos y faldas – de prestigiado diseñador de N. Y. – en casa mientras estamos en confinamiento ?

Todo lo contrario, el Planeta nos mandó un mensaje de hacer un stop, reajustar prioridades y revalorar todo, una de las tareas del confinamiento que todos hemos aplicado es revisar el armario, ver lo que ya no uso, la ropa que ya no me pongo por varias razones muy personales … no me queda, pasó de moda, ya no me gusta …una gran lista, sin embargo, toda esa ropa es “inversión que hicimos”, es materia prima de fibras reciclables, es espacio que ocupa y no sabemos qué hacer.

A nivel mundial, se compran más de 80 mil millones de prendas nuevas al año, 400% más que hace veinte años, y eso principalmente por causa de la “moda rápida”.

moda

Hablando en “presente”, sin considerar el lockdown del COVID 19, cada semana hay nuevas prendas disponibles en los almacenes y boutiques, actualización de aparadores, hoy se compra mucha más ropa de la que se utiliza; de hecho, en algún momento hemos tenido en nuestro closet por varios años ropa nueva sin utilizar – hasta con etiqueta – o con sólo una puesta …y la respuesta es el fast-fashion.

1992 fue año histórico con la firma del TLCAN – 17 diciembre – signado por el Licenciado Carlos Salinas de Gortari, así como año marcado para la historia de la moda en México, cambia la forma en el que el mexicano consume y percibe la moda.

Después de su éxito en París y Nueva York, llega a México cadena española de ropa, con la apertura de su primera tienda en la calle de Madero, Centro Histórico CDMX,   enfocadas en poner las tendencias mundiales de la  moda al alcance de la mujer mexicana, el hombre y posteriormente para  toda la familia e incluso en el hogar.   El consumidor mexicano se dio cuenta que todas esas marcas de “lujo y renombre” aspiracionales que veía en pasarelas y revistas al fin estaban a su alcance y por una cantidad mucho más “razonable” … claro, sin tomar en cuenta la calidad de las prendas, la firma tenía el objetivo de captar la tendencia mundial del momento y hacerla llegar al piso de venta a en un lapso no mayor a cinco semanas… nace el fast-fashion en México.

Y como históricamente nos ha sucedido en México, después de la venta de “espejitos” provenientes del viejo continente, el consumidor mexicano cada vez se vuelve más exigente, digamos que se ha convertido en un “conocedor” gurú de la moda, sigue las tendencias, pero cuida su bolsillo, con el equilibrio de precio y mayor calidad, ya no le dan “gato por liebre”.

En una vida no muy lejana, ¿ pensábamos en hacer un switch y ver con buenos ojos los materiales ecológicos ?…claro, sin dejar a un lado las fibras naturales como el algodón, lana, seda, lino, que siguen siendo materiales de uso intensivo de recursos, y las fibras sintéticas a base de petróleo como acrílico, poliéster, nylon, spandex y terlenka, tela utilizada en México de los 70´s en confección de pantalones para dama y caballero con corte a la cadera, bolsas al frente, acampanados tipo “pata de elefante” TOPEKA… “va contigo”… “quién inventó la nueva mitad de tu cuerpo“.

Considerando que producir fibras sintéticas continúa causando daños irreversibles al medio ambiente, las empresas y los diseñadores ya están en la búsqueda de fibras y telas alternativas y sostenibles.

Hoy tenemos la fortuna de que hay gurús empresarios ocupados de la rentabilidad con responsabilidad,  manteniendo la moda y el diseño con fibras ecológicas, desde algodón orgánico, reciclado, cáñamo, PET reciclado, bambú, seda ecológica hasta fibras que provienen de plátanos, piñas y nopal – y poder lucir una chamarra de piel vegana de nopal – así como el uso de nuevas tecnologías ecológicas como Lyocell –  celulosa de la pulpa de madera obtenida de eucalipto, roble y abedul que se usa comúnmente en la producción normal de viscosa –  y el  Ecovero – fibra de celulosa que proviene de Austria y Baviera y se fabrica utilizando madera sostenible de fuentes controladas que son FSC (Forest Stewardship Council) o PEFC (Programa de Aprobación de Sistemas de Certificación Forestal) certificados en Europa.

El reto es agresivo, exige preparación e involucramiento con el medio ambiente y con la sociedad… considerando  la relación entre el valor del producto o servicio ofrecido y la suma de los impactos ambientales a lo largo de su ciclo de vida, ya que se transforman en la mezcla entre sustentabilidad  – satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones – y  eco eficiencia  – la relación entre lo que se produce en una empresa y los impactos ambientales de los recursos y del proceso productivo (World Business Council for Sustainable Development).

Moda
Portrait of beautiful girl in hat in profile, posing in studio, black and white photography

La moda es una industria que genera grandes ingresos, por citar un dato, anualmente se venden y compran 2 mil millones de playeras a nivel global, prendas que en la mayoría de los casos es sólo diseño, dos a tres puestas, y en corto plazo “pasa de moda” porque sale un nuevo diseño y la prenda se convierte en desecho.

El norteamericano común y corriente, compra 64 playeras o 16 pares de jeans, nuevos al año, otro poder adquisitivo. En México en promedio se destina anualmente 9% del ingreso en ropa y accesorios, y alcanza para 13 prendas de ropa y 5 pares de zapatos. y por el otro lado de la moneda, el mismo norteamericano promedio tira 82 libras – 37.19 kg – de desecho textil al año; más de 11 millones de toneladas de desecho textil de sólo Estados Unidos. Al ser tela sintética y no biodegradable se queda en los vertederos 200 años o más, generando gases a la atmósfera y contaminando suelos y aguas… ¿eso sí nos pone a pensar no?

Suponiendo que nuestros vecinos del Norte, son pro medioambientales y deciden no tirar la ropa, sino donarla, esas prendas de costo cero, una red de “empresarios” las capta y canaliza para la reventa en tiendas de Estados Unidos, así como la exportación a países en desarrollo, de ahí nacen las famosos “pacas de ropa gringa” de segunda mano de venta en tianguis de México, afectando a la industria del vestido local y de ni hablar de los virus que pueden traer.

El mercado mexicano de tiendas departamentales también ha evolucionado en las forma tradicional de comercialización,  de manera urgente – SOS – se vieron obligadas en actualizar sus portales para acelerar la venta on line, tratando de recuperar el mercado atendido por sitios en internet -marketplace – que ofrecen mejor servicio a través de una grata y cómoda experiencia… antes de que les suceda como algunas cadenas departamentales en Estados Unidos, que ya son historia, no más galletas en Neiman Marcus The Galleria, Houston Tx.

Hoy la moda tiene un compromiso con el medio ambiente y con la sociedad, veamos que sucede con la reapertura de la economía, es importante reconsiderar ¿en qué y dónde estamos asignando nuestro gasto? – la moda va a continuar – ¿con un enfoque más ecológico y humano? …los invito que desde ahora, al momento de comprar e invertir en una prenda se cuestionen si acaso hay cuidado y fomento con en el medio ambiente, lo que sí es cierto es que ya nos dimos cuenta que vivir en shorts, pants y t- shirt no es difícil y no pasa nada ! se puede volver moda !

Visits: 1679 Visits: 3

Be the first to comment on "La Moda crece en la tierra… ¡ fibra para tu inversión !"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*