Ahorre mijo … ¿ Y el domingo apá ?

Ahorro
ahorro
Carlos Pérez de la Cueva

La importancia y papel protagónico que el ahorro ha tomado en tiempos del confinamiento, es muy relevante, por un lado, los consumidores no están gastando en compra de bienes, artículos personales, viajes, diversión etc, por lo tanto hay ahorro… y por otro lado el ahorro que ya se tenía, es utilizado como gran buffer y permite a muchas familias echar mano de esa reserva generada por el paso del tiempo.

Para todos aquellos adultos contemporáneos que hacen sinapsis neuronal cuando mencionamos, la trapper keeper, flash dance, o el restaurante Helens, podemos estar en sintonía y hablar de tú a tú y les caerá el veinte.

¿Quién no recuerda las libretas de cartoncillo blanco con timbres o estampillas para ahorrar semanalmente en Bonos del Ahorro Nacional? En aquellos años … no muy lejanos, era labor de la escuela y de los padres de familia fomentar el ahorro y un primer acercamiento al banco.

Las generaciones que nacieron entre 1981 – 1999 millenial generation, cada día están menos familiarizados con los términos coloquiales que en la banca tradicional eran jerga de uso diario: cuenta de ahorro – pesos o dólares – depósito salvo buen cobro, cheque rebotado, cheque de caja, cheque cruzado, cheque al portador, se han dado casos que se les complica hacer un cheque… y poco a poco serán términos bancarios en extinción o del siglo pasado.

 Los millenials están creando su historial crediticio, en algún momento la van a necesitar para la aplicación de una tarjeta de crédito, un préstamo personal, préstamo para bienes de consumo duradero hasta un automóvil o un préstamo hipotecario, por citar los productos tradicionales del sistema financiero vinculados con el Buró de Crédito,  también crean historial y track record en face, amazon, paypal  y otras plataformas tecnológicas de interacción diaria.

Es importante considerar que estas generaciones su “ chip “ es digital,  on-line, 7/24 y sobre todo sin colas, ni contestadores telefónicos que indican presionar el # 4 y luego *,  y mucho menos escuchar aquel histórico comercial de radio “ momentito”  refiriéndome a la operadora que está ocupada atendiendo otro cliente … ellos y nosotros ya accedemos a soluciones eficientes desde el smartphone o Tablet, con la nueva normalidad será muy lejano que acudan a una sucursal bancaria…… ¿ pero dónde ahorran?

Recordando la bonita tradición de ” el domingo“ para los niños, ¿cuál era el destino de ese dinero? sin nos daban permiso y no lo gastábamos algo ese día en los dulces afuera de la iglesia, en su mayoría eran de fayuca, o el ingreso recibido se programaba algo para la tiendita – cooperativa – del colegio durante la semana; pero para algunos la directriz familiar era que “el domingo” era destinado para ahorro era en una alcancía.

Las alcancías representaban el mecanismo ideal para guardar el dinero, -sin mencionar otros usos y costumbres como las cajas de galletas, cereal o debajo del colchón.

Cabe hacer mención a manera de anecdotario, que en los años 90´s – sexenio ” ni los veo ni los oigo”- , Grupo Financiero Bancomer contaba con un comedor ejecutivo en la sede de Av Universidad 1200 llamado ” Las Alcancías” , en el cual se exhibía una nutrida colección de alcancías con emisiones desde el Banco de Comercio. 

Para los niños, existía gran variedad de alcancías; barro o yeso con figura de cochinito, superhéroe, luchador, casita o conejito, la mayoría “adquiridas” como retribución por una destreza en la feria. Las de caja fuerte de metal con combinación- más fifis – o plástico inyectado personificando los animales del Señor SERFIN, eran como resultado de abrir una cuenta de ahorro en el banco de la preferencia de los padres de familia… eran los inicios del marketing dirigido a los niños …  ¡mi banco es Bancomer ! y aquel jingle de ¿ llamó usted ?

” El domingo” se metía en la alcancía y no había negociación, ni otros datos, ni lo que diga mi dedito, algo importante preciso de resaltar… las alcancías de barro o yeso no contaban con acceso para la ordeña o huachicol por aquello de los antojos… eran inviolables.

 El ahorro se generaba con los domingos, más “depósitos extraordinarios”, ya fuera por la llegada del ratón de los dientes, cumpleaños o cambios no reembolsados por mandados realizados… pero ¿Cuál era el fin de ahorrar? ¿Cuándo vamos a romperla ?, ¿Cuánto llevo ahorrado? Eran las preguntas que el ahorrador menor de edad les hacía a sus padres en la década de “aprender a administrar la abundancia” o el Pacto de Solidaridad Económica – PSE.

Día D… momento crucial cuando “rompíamos el cochinito”, hasta ese día sabíamos para que nos podía alcanzar con el dinero ahorrado, la mente daba vueltas con ganas de gastar, ahora si es la mía… time to go shopping .

Los padres de familia estamos en el mejor momento de participar con nuestros hijos en fomentar una nueva cultura financiera, la tarea que tenemos es enseñar los beneficios de ahorrar, no hay que esperar a que nuestros hijos sean mayores de edad para iniciar su contacto con el Sistema Financiero. Hoy es el mejor ejemplo dada la etapa de lockdown que estamos viviendo, gracias al ahorro familias están haciendo frente al confinamiento.

El Sistema Financiero hoy nos permite hacer transferencias vía electrónica, banca móvil, cheques electrónicos y hasta guardaditos virtuales, soluciones en tu misma cuenta de cheques desarrolladas por gurús millenials … innovación que llegó para desplazar los sobres amarillos del ama de casa bien administrada que desarrolló para reservar los compromisos del mes  – CXP –   agua, luz, gas, escuelas, renta, mercado, el super, gasolina… y no podía faltar el sobre para pago de una que otra “letra” ( letra de cambio ) relacionada a  la adquisición de bienes de consumo duradero, porque no existían los  meses sin interés o el viva bonito a pagar en ene mil meses.

Hoy gracias a la tecnología financiera ya podemos contar con un “cochinito electrónico” en el que los niños ahorran sus “domingos“ en una cuenta de ahorro electrónica.

 Los Padres de familia podemos transferir desde nuestro celular “el domingo” a nuestros hijos directo a su “alcancía digital “, así ellos ingresan en la página web o app para consultar cuánto llevan ahorrado, y cuánto les falta para la meta que se fijaron.

Tanto la CONDUSEF como BANXICO ofrecen en su portal un apartado para informar a los niños acerca del ahorro y un acercamiento al Sistema Financiero.

¡La tecnología hoy vive con nuestros hijos, y los millenials serán padres de familia o ya son, incentivemos el ahorro como hábito…  sigamos dando “el domingo” en una bonita alcancía de cochinito o digital ¡

Visits: 2230 Visits: 6

Be the first to comment on "Ahorre mijo … ¿ Y el domingo apá ?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*