AMLO: DESAPARECE LOS FIDEICOMISOS.

fideicomisos
Fideicomisos

Sobre la Marcha…

Rafael Martínez de la Borbolla
@rafaborbolla
Pasamos de la opacidad y la discrecionalidad en el manejo de estos recursos a través de fideicomisos al opacidad y la discrecionalidad en su manejo.”.- Enrique Díaz-Infante Chapa.

Después 19 horas de tensión, insultos y alegatos, legisladores de la Cámara de Diputados, con la abrumadora mayoría de Morena, aprobaron la extinción de 109 fideicomisos. A golpe dado ni Dios lo quita. Queda claro que en la política mexicana actual no existe espacio para la argumentación y menos para el más elemental razonamiento.

Los diputados federales de la bancada de Morena rechazaron, una a una, las más de 350 reservas de la oposición y de sus propios legisladores con los que buscaban mantenerlos.

Con la extinción de los 109 fideicomisos, el gobierno federal obtendrá 68 mil 400 millones de pesos, López Obrador señaló que esos recursos servirán para tres propósitos: fortalecer los programas sociales para proteger a los pobres y sus recursos financieros serán integrados a la Tesorería de la Federación, que depende de la Secretaría de Hacienda, la cual tendrá uso discrecional sobre los mismos.

Mario Delgado; Diputado por Morena, justificó las cancelaciones argumentando que estamos en una emergencia sanitaria muy importante y el gobierno ha decidido no endeudar el país, ni recurrir al aumento de los impuestos. Explicó que el dinero que era parte de los fideicomisos será destinado a combatir los efectos de la pandemia.

Fideicomisos

Algunos de los fideicomisos que desaparecen son: el Fondo de Cooperación Internacional en Ciencia y Tecnología, Fondo de Innovación Tecnológica de la Secretaría de Economía, Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía, Fondo de Desastres Naturales, Fondo de Financiera Rural, Fideicomiso Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), Fondo Sectorial para la Innovación, Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento, de igual manera en el listado figuran: Fondo Institucional del Conacyt, Fondo Sectorial de Investigación Ambiental, Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral; asimismo el Fondo Metropolitano, el Fondo Nacional de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como el Fondo Sectorial de Investigación para la Educación, entre otros.

El gobierno federal se justifica, señalando que los Fideicomisos eran opacos y corruptos, sin embargo no hay ninguna denuncia contra funcionarios de esos Fideicomisos, ni han presentado prueba alguna que confirmen sus dichos.

No es verdad que los fideicomisos desaparecen para romper con la corrupción y falta de rendición de cuentas. Si fuera así, se hubiera hecho una limpieza y revisión de los mismos y los funcionarios implicados en actos de corruptela estarían en la cárcel. En realidad desaparecen porque el gobierno necesita, le urgen, esos recursos para sus propios programas con fines francamente demagogos y electorales y no tenía de dónde sacar dinero porque ya se gastó, por ejemplo, y antes de la crisis sanitaria, el Fondo de Contingencia Económica.

Hoy son los fideicomisos y, si no se hace una revisión a fondo de la política económica, mañana serán las afores. Son recursos que se utilizan a fondo perdido para los programas sociales y los proyectos que el presidente López Obrador considera prioritarios, aunque no son siquiera necesarios: un caso paradigmático es la refinería de Dos Bocas.

Cuando esos recursos se acaben, como ocurrirá en un año con los derivados de la extinción de los fideicomisos, simplemente no habrá con qué reemplazarlos. Que desaparezca nada más y nada menos que el fondo de desastres naturales (Fonden) el mismo día que el huracán Delta, el más peligroso de los últimos 15 años, entrará a la península de Yucatán es la gran ironía de todo este despropósito.

Fideicomisos

Es verdad que por muchos años, los fideicomisos se han ejercido con poca transparencia y limitada rendición de cuentas, lo cual propicia su uso discrecional y deja abierta una puerta para la comisión de actos ilícitos o de corrupción. A pesar de que, en los últimos diez años, en México se han presentado importantes avances normativos en materia de transparencia presupuestaria –como la Ley General de Transparencia que prohíbe el secreto fiduciario y señala obligaciones específicas para fideicomiso–, los recursos públicos involucrados en estos instrumentos aún se ejercerían con mínima transparencia, pues la mayoría no informa al detalle sobre su destino, los negocios que se realizan o si están cumpliendo sus fines.

Pero el desaparecer todos los fideicomisos de golpe, sin partir primero de un análisis adecuado del funcionamiento y utilidad de cada uno, para verificar si era necesario mejorarlos, modificarlos o extinguirlos, simplemente es una irresponsabilidad.

Pudieron haberse hecho los cambios con base en un análisis serio, corrigiendo viejos vicios y con estrictos controles a quienes los administran o reparten, para evitar corruptelas y favoritismos, cada fideicomiso tenía un fin en sí mismo con un objetivo único. Peor aún si los recursos obtenidos van a Pemex o al tristemente celebre Tren Maya y no a financiar una política de protección al empleo frente a la crisis.

Visits: 1583 Visits: 16

Be the first to comment on "AMLO: DESAPARECE LOS FIDEICOMISOS."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*