LA MARCHA FIFI

México
#Asídeclaro
David Martínez Staines
@DMStaines

El domingo pasado tuvieron verificativo diversas marchas en varias ciudades del país, en donde la sociedad civil y la ciudadanía se manifestó contra el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y sus acciones y decisiones tomadas durante los cuatro meses y días que lleva como Presidente que, a decir verdad, a muchos mexicanos no les han gustado, y se han sentido ofendidos con sus actos y dichos particularmente en sus mañaneras de lunes a viernes.

A decir verdad, no hubo la concurrencia que se hubiera esperado, no fue tanta gente, particularmente en la CDMX, donde se estima que participaron alrededor de 25,000 o 30,000 personas; aunque de acuerdo a las cifras oficiales del gobierno capitalino, por cierto de Morena, fueron 15,000 manifestantes.

Para mí, lo destacable son tres cosas: la primera, la gente se reunió pacíficamente, se organizó, participó y se manifestó, es un inicio y un comienzo, todo movimiento social conlleva tiempo en gestarse; éste, creo que no será la excepción, de seguir las cosas como hasta ahora van, que no lo deseo, y de continuar el Presidente agraviando, ofendiendo, dividiendo, promoviendo el odio, rencor, encono y la división, cada día mas ciudadanos se sentirán lastimados y ofendidos, aunado a lo que conlleva el natural desgaste de gobernar y, sobre todo, los números en cuanto a inseguridad, impunidad y la situación económica; eso si hará que este movimiento que surgió cuando la consulta patito para decidir la cancelación del nuevo aeropuerto de la CDMX en Texcoco, que ahí fueron en esa primera marcha muy pocas personas, comparada con la cual estamos hablando, se vaya acrecentando y tomando otras dimensiones y aristas.

Este movimiento válido y legítimo irá creciendo, se esta gestando, poco a poco será mayor, y estoy seguro que en la siguiente ocasión que se convoque a una marcha y manifestación con mayor apoyo y presencia en la redes sociales, las “benditas redes”, como les llama el propio AMLO, será mucho mas numeroso y participativo, lo cual creo que si hará que el propio AMLO y su gobierno empiecen a voltear a ver y a escuchar.

El segundo punto a destacar es la reacción del Presidente, que la mayoría pensábamos que sería de denostación y de burla; incluso contra la misma, contra la marcha “fifí”, tomando como referencia que cuando fue jefe de gobierno de la CDMX, antes Distrito Federal, hubo una marcha muy cuantiosa de las más grandes de que se tengan memoria, y él la desestimó, señalándola entonces que se trataba de una marcha pirrurris; ahora no, el lunes en su mañanera señaló que la respetaba, y que las personas estaban en todo su derecho de manifestarse y disentir contra él y su gobierno, que es más, él lo hizo durante muchos años… ¡Vaya! Hasta que, por fin, hubo una respuesta acorde al cargo que ostenta AMLO, prudente, lo cual celebro. Ojalá sea el inicio de una nueva relación con la sociedad que no necesariamente está con él y no aplaude cómo focas todo lo que dice y hace.

Tercero, y lo lamentable de esto, fue la estúpida y absurda respuesta en Twitter del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, el polémico y errático colaborador de AMLO, que lejos de ayudarlo lo ha metido en demasiados problemas, en la cual abonó al encono, a la división, a la agresión y burla contra los ciudadanos que decidieron participar en las marchas; muy mal de nuevo por parte de este nocivo individuo, que le ha hecho mucho daño a AMLO y del cual sigo sin entender por qué está ahí, y lo peor por qué sigue en ese cargo.

Esperemos que lo que aconteció el domingo sea el inicio del despertar ciudadano, organizado contra las políticas y acciones erróneas del gobierno de AMLO, y por otro lado también sea la nueva actitud de respeto y tolerancia de parte del Presidente contra aquellos que piensan distinto a él, y que no están de acuerdo con sus medidas y actos.

Las encuestas y sondeos de opinión que han salido recientemente respecto de los índices de aprobación del presidente AMLO han ido a la baja, no son aún alarmantes, pero sí deben ser tomadas en consideración y ser analizadas por el presidente y su equipo, toda vez que es muy poco el tiempo que llevan en el gobierno, y pronto empieza a haber indicios de desgaste y malestar en algunos sectores de la población. Habrá que recordar la máxima en política, las derrotas y triunfos no son para siempre.

Sobre todo, para un Presidente tan obsesionado con la aprobación por parte de la ciudadanía y del pueblo bueno y sabio, como él lo ha denominado, que esos números y momios hayan empezado a moverse en poco tiempo a la baja, y de seguir con esa tendencia en unos meses más, quizá en un año o dos, sí le afecten ya en su popularidad y aceptación entre la gente, que hoy sigue siendo muy elevada, pero nada es para siempre, y menos en política y en el ejercicio de gobierno.

El tiempo, estoy seguro, que pondrá las cosas en su lugar real, pero de seguir así las mismas, estoy convencido que veremos una caída del Presidente en su aceptación y popularidad, lo cual puede reflejarse en los procesos electorales venideros de los años siguientes; particularmente en 2021, cuando se renueve la Cámara de Diputados, donde podría perder la mayoría absoluta que hoy tiene.

Visits: 1306 Visits: 2

About the Author

David Martinez Staines
Analista político, colaborador de Zona Publica en Efekto Tv noticias.

Be the first to comment on "LA MARCHA FIFI"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*