AMLO EN WASHINGTON: FALSOS ELOGIOS.

trump
Trump

Sobre la Marcha…

Rafael Martínez de la Borbolla
@rafaborbolla

“Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”.- General Porfirio Díaz.

La relación EU-México, siempre ha sido complicada, con aristas, con descalificaciones, con discriminación, con autoritarismo, con diferencias culturales, si nos remontamos al siglo XIX, a las guerras y la pérdida de la mitad del territorio. Más recientemente con Trump y su campaña política hemos sido la piñata de la fiesta, con migración, dreamers, descalificaciones por delincuencia, la amenaza de expulsar estudiantes por clases on line, amenazas de aranceles, la construcción de un muro fronterizo, cuyo avance presumió tan solo un día antes de la llegada del mexicano. 

Pese a los malos augurios que generaba la visita oficial del presidente López Obrador a Estados Unidos, el encuentro con Mr. Trump se realizó sin insultos o agravios hacía México, lo que debiera ser norma invariable de convivencia entre jefes de Estado, resulta sorprendente tratándose del inquilino de la Casa Blanca: es difícil recordar una reunión con otros gobernantes en el que el magnate se haya conducido en términos tan educados y comedidos hacia su homólogo y lejano de los exabruptos que le son habituales incluso en circunstancias supuestamente cordiales.

Es un avance a la compleja relación con nuestro vecino del norte, ahora seguirá el arte de la negociación dentro del rumbo trazado, las reuniones de trabajo entre funcionarios de ambos países, y los acuerdos a los que se lleguen, podrían tener significados explícitos o implícitos en los que se refleje la histórica asimetría entre ambas naciones y la conocida voracidad en lo inmediato, más aún en plena época electoral donde busca su reelección el xenofóbico personaje.

AMLO el luchador social, el activista, el hombre que desafío al poder y ahora pese a todas las advertencias y cifras maneja la economía del país desde Palacio Nacional, utilizo en su encuentro con Trump el discurso amistoso repleto de falsos elogios, pronunció lo que el anfitrión quería escuchar, el mandatario mexicano aseguró que México y Estados Unidos “han optado por marchar juntos hacia el porvenir, privilegiar el entendimiento, afianzar lo que une y resolver las diferencias mediante el diálogo y el respeto mutuo; usted –dijo a Trump– no ha pretendido tratarnos como colonia. Por el contrario, ha honrado nuestra condición de nación independiente y nunca ha pretendido imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía.”

AMLO señaló que decidió viajar a Washington, porque es muy importante la puesta en marcha del tratado comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, pero también para agradecer al pueblo estadunidense, a su gobierno y a Donald Trump por ser cada vez más respetuoso con nuestros paisanos mexicanos; nos ha tratado como lo que somos: “un país y un pueblo digno, libre, democrático y soberano. Pero lo que más aprecio es que usted (dirigiéndose al energúmeno de la Casa Blanca) nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía. En vez de la doctrina Monroe, ha seguido en nuestro caso el sabio consejo del ilustre y prudente George Washington, quien advertía que las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos.” Como respuesta Trump lleno de piropos al Presidente Mexicano y se evitaron al menos en publico, tocar los temas espinosos como el Muro que pretende dividir las fronteras y el trafico de armas de Norte a Sur que fortalece y hace posible la cruenta guerra del narcotráfico contra la sociedad mexicana, o los derechos humanos de los migrantes.

Quizá en el fondo el presidente mexicano, sabe que la depresión económica en la que el país esta entrando será más que terrible, y dado su rompimiento con los empresarios mexicanos, reconoce que la única salvación de nuestra economía será el respaldo económico del país más rico y poderoso del mundo y al parecer Mr. Trump a decidido, algunos analistas consideran que por motivos meramente electoreros y reforzar la intención de voto hispano, al menos de momento apoyarlo. 

trump

El T-MEC es sin duda un instrumento muy valioso, fortalece un bloque norteamericano que impulsa cadenas productivas, con comercio electrónico creciente, da un marco de certeza a la inversión, establece reglas en temas salariales y laborales, medioambientales, reglas de origen, protege el comercio trilateral, aumenta la competitividad a nivel mundial. No es por sí solo nuestra salvación pero es lo mejor que tenemos, y aunque efectivamente el único ganador en los  términos de su renegociación fue Estados Unidos, establece orden en la planificación del crecimiento de la región, con legalidad y certeza. Ayudará a generar confianza y a generar empleos, o al menos que no se pierdan más.

El primer encuentro cara a cara entre Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump fue de un pragmatismo total de ambos mandatarios que metieron bajo la alfombra toda tensión histórica o personal para lanzarse elogios mutuos —o mutual “admiration” en inglés— y declararse uno al otro los “mejores amigos” e impulsores de la transformación en sus respectivos países.


Los discursos de la tarde en el Jardín de las Flores, luego de 40 minutos de encuentro privado en la Oficina Oval, no parecían de los dos países desiguales y desconfiados, ni de la conflictiva frontera común y, como dijo el presidente mexicano, dejaban atrás cualquier visión de los “vecinos distantes” para declararse, al menos al nivel de sus presidentes, “amigos entrañables”. Trump se dedicó a exaltar las bondades y maravillas de su nuevo Acuerdo Comercial como una obra totalmente suya con todas las ventajas para su país y, por primera vez quizá en sus cuatro años de presidente, cuando mencionó las palabras “México y los mexicanos” no las relacionó con criminales, secuestradores o traficantes de droga. “Tenemos una maravillosa comunidad de ciudadanos mexicano-americanos que son dueños de negocios”, dijo el presidente estadounidense en un claro guiño al voto latino y mexicano dentro de su actual campaña en el que evitaba cualquier expresión ofensiva o racista de su muro fronterizo y de la migración indocumentada.

Visits: 1202 Visits: 13

Be the first to comment on "AMLO EN WASHINGTON: FALSOS ELOGIOS."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*