AMLO ya vio que la cobija no alcanza para tapar a todos

AMLOFoto: Reuters

Todo parece indicar que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ya se percató de la terrible situación en el sistema de salud y ya vio que la cobija no alcanza para tapar a todos. Por lo pronto, ya vio el menudo desafío de abastecer de medicamentos y servicios a toda la población.

En ese contexto se entiende su declaración del sábado en Michoacán donde le advirtió a la industria farmacéutica que si continúa con precios excesivos buscará medicamentos más baratos en el extranjero. Se refirió a que abrirá las licitaciones para comprar medicinas en cualquier lugar del mundo, donde ofrezcan mejores precios. Hay que decir que claramente no se refirió ni a los genéricos ni a fármacos comunes, sino a terapias de patente cuyos costos llegan a significar millones de pesos anuales para cubrir un solo paciente.

La pregunta que surge es: ¿qué tan excesivo es el gasto destinado a la compra de medicamentos de patente?

El gobierno de México gasta unos 100,000 millones de pesos en medicamentos cada año, la mitad del valor de todo el mercado farmacéutico nacional. En el proceso 2016-2017, la adquisición de fármacos y vacunas de patente representó 29% de toda la compra consolidada.

Lo relevante es no tanto esa proporción sino el hecho de que el gasto mayoritario en este segmento se destinó a tres de los padecimientos con mayor prevalencia en México: cáncer, VIH y diabetes mellitus tipo 2.

Para cáncer se ejercieron 3,169 millones de pesos (29% del gasto de medicamentos de patente) destacando el linfoma no-Hodgkin, cáncer de colon y leucemias.

Otro 16% (1,730 millones de pesos) fue para terapias de atención a pacientes infectados con VIH.

Pero lo que llama la atención es que para tratamientos de diabetes (insulinas e hipoglucemiantes), sólo se gastó 6.6% de los medicamentos de alto costo; es decir, 712 millones de pesos. Y es de extrañar porque lo lógico es que se dedicaran más recursos a terapias de diabetes, pues este mal impacta en 12 millones de mexicanos.

Otro punto es que el gasto de medicamentos para pacientes con síndrome de Hunter (388 mdp), enfermedad rara o de baja prevalencia que afecta principalmente a varones, es superior al destinado para la compra de fármacos de patente para pacientes con hepatitis C que afecta a 600,000 mexicanos.

Estas aparentes incongruencias ya las habrá visto el equipo entrante y aparentemente están decididos a tomar acciones.

Hay que decir que a la industria productora de medicamentos ya se le vienen apretando las tuercas desde hace años. Con la compra consolidada de medicamentos e insumos para la salud, encabezada por el IMSS que lleva hoy Tuffic Miguel, la administración del presidente Enrique Peña Nieto presumió ahorros por 17,400 millones de pesos. Probablemente la cifra de ahorros se acercará a los 20,000 millones con la compra para el abasto del 2019 que aún les toca negociar. Una cifra impresionante que en realidad le ha tocado aportar al sector farmacéutico operando en México.

El punto es que en las terapias innovadoras que no tienen competencia porque gozan de protección en compensación por sus cuantiosas inversiones a investigación y desarrollo, es donde hay un gran debate dado que no hay sistema de salud que aguante los millonarios precios de sus terapias, menos uno como el mexicano con tantos desafíos.

De hecho, la declaración de AMLO el sábado refleja cierto paralelismo con el mandatario estadounidense Donald Trump, quien en mayo pasado amenazó a las farmacéuticas de que haría todo para obligarlas a bajar precios; implantó algunas medidas, pero a la fecha no ha obtenido resultados visibles.

 

Fuente: El Economista

Visits: 20

Be the first to comment on "AMLO ya vio que la cobija no alcanza para tapar a todos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*