Icono del sitio

¡Bien dobladita, así nos la aplicaron!

#SinPrejuicio
Por Daniela Acosta Borquez

¿Se bajaron los chones, o de plano los chamaquearon? ¿El subsecretario Jesús Seade dijo que firmó el adendum del T-MEC sin leerlo? ¿Confesó públicamente que los chamaquearon y en lugar de renunciar le reclama a los gringos? No estoy alucinando, ¡neta, eh!

Seade dice que habría querido que los gringos respetaran el clima de confianza que había, y les hubiera dicho a la negociadores mexicanos que estaban incluyendo unas cláusulas muy avanzadas. Traducido: “No leímos lo que firmamos”. ¡Los chamaquearon!

Pero la neta, esta más que obvio que había una consigna: ante la amenaza de declarar como terrorista a los grupos del narco mexicanos, y con el riesgo de una mayor injerencia agresiva de Estados Unidos en nuestro país, la orden de Andrés Manuel López Obrador, evidentemente, fue firmar, sin leer y fingir demencia. Por supuesto.

Esto, en principio, pone en evidencia de hasta qué punto Andrés Manuel  y su gobierno, carecen del carácter necesario para realmente enfrentar la política internacional, en este caso con EE. U.U., donde mucha gente más poderosa que el Presidente mexicano se limpia el excremento que trae en los zapatos con consignas como “abrazos, no balazos” y “acúsenlos con su mamá”.

Todo parece indicar que la orden era no pensar en el tema, no dar importancia; total, de cualquier forma nos van joder, ¿no? Aquí el asunto es: ellos mismos se creen sus mentiras hasta convertirlas en verdades, está él ejemplo de Marcelito, a presumir, que no se había hecho ninguna concesión. Luego, el propio Seade al decir que no había policías empresariales gringos haciendo marcaje personal; en pocas palabras, vigilándonos. Cuando todo parecía indicar que sí…

Tal parece que entre ellos mismos se creen estúpidos, pues apostaban a que nadie se iba a tomar la molestia de analizar la información que los gringos “gachos” hicieron pública y demasiado rápido. Por supuesto, esto es muy grave. El gobierno de AMLO, jugándole al “policia chino…”, esto a nivel  de política internacional; es una tremenda irresponsabilidad y sumisión del actual gobierno ante él encajoso de Trump.

Por supuesto, López se volvió a enfrentar al molesto problema de que no tiene control de la realidad, y volvió a chocar con pared para reventarse la nariz: el contenido se hizo público, nos enteramos de la metida de pata por cobardía, y ahora quieren buscar un control de daños.

Entonces, sale Seade a dar la cara de buey: “Los gringos nos chamaquearon”. Pues sí, obvio. Porque ustedes mismos no dan para más, ni en agallas, ni en inteligencia. Ahora bien: ¿tiene sentido que se meta una protesta y se trate de corregir lo que ya se firmó?

No tiene sentido. Si México, verdaderamente se rebela contra el tratado que ya se firmó, Trump va a regresar al ataque con alguna cosa nivel aranceles o designación de terroristas a los compadres narcos de nuestra clase política. Y volveremos a ver el mismo penoso show…

El Gobierno de México rindiéndose del modo más patético ante las amenazas del bulleador continental. Algo que, por cierto, Donald Trump va a agradecer mucho ahora que comienza el lento proceso hasta las próximas elecciones. Vean si no…

En pocas palabras: dijera Taibo: “Se las metieron bien dobladita”, pero me preocupa algo, que se acostumbren a tener un cuerpo extraño dentro de ellos: ya saben que a todo se acostumbran,  ¿no?

Veamos qué rumbo toma la chamaqueada,  no únicamente a Seade, sino a todos lo mexicanos. Y lo peor, cuáles serán las consecuencias.

 74 total views

Salir de la versión móvil