Bienvenida la nueva normalidad

soluciones
Soluciones
Por Carlos Pérez de la Cueva

Se están rompiendo paradigmas. Fenómenos como el home-office, e-learning, e-shopping, comida a domicilio y banca digital, son ejemplos de soluciones que a consecuencia del confinamiento, se han convertido en el nuevo estándar de vida y negocio.

Tal es el caso de los servicios financieros que han evolucionado ágilmente y están listos para respaldar a las empresas de hoy.

Abril 2020 nos exige un cambio de enfoque: tomar lo mejor que nos ha brindado la experiencia y reinventarnos con las ventajas que nos ofrece la era digital.

Las empresas llamadas FinTechs ofertan un mayor número de servicios financieros. El modelo Open Banking permite la integración de ecosistemas cliente-banco, de manera amigable, simple, a bajo costo operativo y brindando servicio 7/24. Con unos clics, encuentras productos a tu medida, contratas servicios y realizas transacciones; con amplia oferta de diversas instituciones. Definitivo, los productos y servicios financieros son ya un commodity.

Hoy, el mundo requiere banqueros y financieros con una orientación humanista, con experiencia y habilidades para replantear los modelos de promoción al ofrecer productos y servicios financieros que generen valor real a la empresa.

Un Asesor financiero debe ser empático y ético para conocer a fondo a cada empresa y comprender su rol en la sociedad, para poder generar de manera conjunta estrategias que mejoren su rentabilidad.

Para quienes hemos vivido las crisis financieras de 1994, 1998 y 2008, el reto siempre ha sido participar activamente en el diseño de soluciones adaptadas a cada era, con el enfoque de hacer ganar a las empresas mexicanas, hombro con hombro, como verdaderos socios comerciales. Es hora de acudir a estas experiencias, agregarles innovación y tecnología frente al 2020/21.

Si desarrollamos una nueva cultura de apoyo, el éxito en las relaciones cliente-proveedor se multiplica de manera virtuosa, la suma de empresas ayudando, construye la regeneración de la cadena productiva en la economía.

Una variable fundamental es el tiempo. Es cierto que planear a mediano y largo plazos nos da rumbo y estabilidad, y también sabemos que para llegar a ello, hay que reaccionar con la velocidad de las nuevas generaciones de empresarios. La transformación de los mercados y fenómenos no controlables, como el confinamiento por el Covid-19, han ido segmentando el corto plazo en meses, semanas y a veces hasta días, para atender con inmediatez la demanda de liquidez para pago de nóminas, rentas, servicios y proveedores.

En conclusión, lo que antes era normal no lo es más, bienvenidos a la nueva normalidad, es momento de sumar experiencia e innovación para generar un frente multi-generacional que fusione lo mejor de las distintas perspectivas, de ser creativos, ágiles y productivos en favor de la economía. Es tiempo de un mestizaje empresarial-financiero.

Visits: 1230 Visits: 1

Be the first to comment on "Bienvenida la nueva normalidad"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*