Boris Johnson vs el parlamento

Brexit
#Gurú Internacional
Rodrigo Hernández Gallegos

En este espacio hemos escrito sobre Brexit en diversas ocasiones. Desde que se llevó a cabo el referéndum, el Brexit ha tenido un impacto significativo para la estructura constitucional del RU y para la estabilidad global. Para algunos el Brexit, acompañado por la victoria de Trump, simboliza el final del orden de posguerra tal y como lo conocemos. Sin embargo, un tema del que se habla poco, fuera de RU, es el impacto que el Brexit tiene sobre el orden constitucional.

El plan de Johnson

El gobierno de Johnson busca renegociar el acuerdo de salida al que llegó su predecesora Theresa May. La demanda principal del Johnson es que la UE retire una cláusula, el Backstop, diseñada para evitar una frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. La clausula indica que en caso de el RU y la UE no logren llegar a un acuerdo sobre su relación a futuro, en el tiempo determinado, el RU será miembro de una unión aduanera con la UE por un tiempo indefinido. Esta cláusula es considerada inaceptable por una buena parte del partido conservador.

En este sentido, Johnson ha sido enfático en que la opción de un Brexit sin acuerdo no ha sido descartada. De hecho, su gobierno ha aumentado significativamente los recursos destinados a las preparaciones de este escenario. Hay dos razones detrás de esta decisión, una es que el gobierno está convencido que al hacer el escenario de un Brexit sin acuerdo una posibilidad real, tendrá más margen de negociación con la Unión Europea.

Por otra parte, Johnson se encuentra bajo una presión importante por parte del ala más radical de su partido, quienes creen o al menos aparentan creer que un Brexit sin acuerdo es un mejor escenario que ser miembro de la unión.  Sin embargo, esta es una apuesta es arriesgada ya que no existe un consenso para ceder a las demandas de Johnson por parte de la UE y el prospecto de un Brexit sin acuerdo es muy grave para el RU.

El plan de la oposición

Ante esta situación los partidos de oposición idearon un plan para evitar la posibilidad de un Brexit sin acuerdo. La estrategia consiste en pasar legislación para obligar al gobierno a pedir una extensión del Brexit. Si esto no funciona llevarían a cabo una moción de confianza en contra del gobierno. En caso de que Jonhson perdiera la moción se iniciaría un gobierno interino cuya única función sería frenar un Brexit sin acuerdo, después se organizarían nuevas elecciones.

Este plan es complicado ya que después de que se pierde una moción de confianza hay un periodo de 14 días en el cual se puede formar un gobierno alternativo. Sin embargo, para que este gobierno pudiese operar, el primer ministro debería dimitir de su cargo, algo que no está obligado a hacer. Johnson siempre fue claro que en caso de perder la moción, no dejaría el gobierno y llamaría a elecciones después de la fecha límite del Brexit, el 31 de octubre.  En este caso no habría forma de que el parlamento pudiera forzar la caída del gobierno. Esto ha generado un escenario de confrontación entre el parlamento y el gobierno sin precedentes en la historia moderna.

La suspensión del parlamento

Para evitar que el plan de la oposición se llevara a cabo, el gobierno de Johnson le propuso a la reina que suspendiera el parlamento. Dado el orden constitucional del RU la reina al ser jefa de estado retiene una amplia gama de poderes formales que solo puede usar en caso de tener la recomendación de su primer ministro, la suspensión del parlamento es uno de estos poderes. Aunque la suspensión del parlamento es un procedimiento relativamente normal, el hecho de que se use en el contexto del Brexit ha desatado una serie de protestas en todo el Reino Unido. El plan del gobierno suspendería el parlamento por 5 semanas, la suspensión más larga desde 1945. El parlamento es la institución política suprema en Reino Unido y su suspensión como maniobra para frenar un debate sobre el Brexit, sienta un precedente que sin duda tendrá un impacto a largo plazo en la estructura política de Reino Unido. Este es el inicio de una confrontación entre el parlamento y el gobierno cuyo desenlace cambiará la estructura constitucional del RU con o sin Brexit.

Be the first to comment on "Boris Johnson vs el parlamento"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*