¿De donde surgió el COVID?

Virus
Virus

Sobre la Marcha…

Rafael Martínez de la Borbolla

@rafaborbolla

“Las características inusuales del virus son una parte muy pequeña del genoma (menos del 0,1%), así que hay que mirar con mucho detalle a las secuencias para ver que algunas de ellas parecen (potencialmente) creadas de forma artificial”.-  Kristian Andersen

El virus que causa covid-19, el SARS-CoV-2, ya infectó globalmente a más de 128 millones de personas, causó la muerte de más de 2,8 millones y paralizó la economía mundial. 

Pero a más de un año de los primeros casos reportados en la ciudad china de Wuhan, el origen del virus sigue siendo un enigma. Tampoco ofrece respuestas el informe divulgado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras la visita a China de un equipo internacional de investigadores.

Las especulaciones sobre la posibilidad de que el virus hubiera surgido en el Instituto de Virología de Wuhan, uno de los principales laboratorios de investigación de China, comenzaron el año pasado y fueron propagadas por el expresidente Donald Trump. En abril de 2020, salieron a la luz reportes del departamento de Estado de EE.UU. que mostraban que los funcionarios de la embajada estaban preocupados por la bioseguridad allí, lo que parecía alimentar esa hipótesis.

China rechazó este tipo de señalamientos, pese a lo cual durante muchos meses no fue posible la realización de una investigación internacional in situ. No fue sino hasta inicios de este año, cuando un equipo de investigadores enviados por la OMS elaboró un informe junto a científicos chinos que, sin alcanzar una conclusión definitiva sobre el origen del virus, señalaba que era “extremadamente improbable” que hubiera surgido de un laboratorio. Sin embargo, algunos especialistas mostraron su escepticismo ante este informe dado lo tardío de la investigación y las limitaciones impuestas por Pekín para su ejecución.

Muchos científicos sostienen que lo más probable es que se produjo tras saltar de un animal a un humano, pero en las últimas semanas se habla mucho de nuevo sobre la teoría de que el patógeno pudo salir de un laboratorio.

En concreto, del Instituto de Virología de Wuhan.

Durante meses fue vista como una teoría conspiratoria, pero ahora la idea de que el nuevo coronavirus pudo haber surgido en un laboratorio en China empieza a ser considerada por Estados Unidos como algo que no se puede descartar.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó a los servicios de inteligencia redoblar los esfuerzos para investigar los orígenes de la pandemia de covid-19. Y esa orden incluye examinar la teoría de que provino de un laboratorio en Wuhan, después de recibir un informe no concluyente sobre los orígenes del coronavirus que había solicitado después de asumir la presidencia, incluyendo si surgió del contacto humano con un animal infectado o de un accidente de laboratorio, situación OMS concluyó que era “extremadamente improbable”. 

The Wall Street Journal publicó una información basada en informes atribuidos a fuentes de inteligencia, según la cual tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan fueron ingresados en un hospital en noviembre de 2019, varias semanas antes de que China reconociera el primer caso de la nueva enfermedad en el país, pero justo en la época en la que algunos investigadores creen que el virus empezó a circular.

Este laboratorio se encuentra a unos pocos kilómetros del mercado húmedo de Huanan, donde se localizó el primer foco de infecciones en Wuhan. Quienes apoyan esta teoría afirman que el virus habría podido escapar del laboratorio y esparcirse por el mercado.

Por su parte, el principal asesor médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci, quien en el pasado había dicho que creía que el virus había saltado de los animales a los humanos, admitió que ya no está seguro de que el nuevo coronavirus se hubiera desarrollado de forma natural.

“No estoy convencido al respecto. Creo que deberíamos seguir investigando sobre lo que ocurrió en China”, dijo Fauci durante un evento público.

The Wall Street Journal aportó esta semana otro elemento que vincula al laboratorio de Wuhan con el posible origen del coronavirus.

De acuerdo con ese diario, en 2012 hubo seis trabajadores que enfermaron mientras limpiaban heces de murciélago de una mina en la provincia de Yunnan. Tres de ellos fallecieron. Entonces, expertos del Instituto de Virología de Wuhan fueron enviados a investigar al lugar, donde recopilaron muestras de los murciélagos de la mina y acabaron identificando varios tipos nuevos de coronavirus.

Los correos electrónicos del Director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, el Dr. Anthony Fauci, han sido filtrados y divulgados por medios de comunicación.

Fauci consideró desde el principio que la enfermedad se propaga principalmente a través de gotitas de individuos sintomáticos. Los cientificos tardaron aproximadamente un mes en comprender que la propagación asintomática y presintomática era otro medio primario de transmisión, que la enfermedad se contagia a través de aerosoles y gotitas y que las mascarillas son esenciales independientemente de si alguien tiene síntomas.

Según los correos, en cuanto al origen del coronavirus, Fauci mostró sus dudas sobre el “origen natural” del SARS-CoV-2 luego de que un colega le enviara un mensaje en donde le aseguraba que el virus tiene “características inusuales” y pudo ser “diseñado”. Ante ello, el experto en enfermedades infecciosas, prometió llamarle por teléfono para darle respuesta personal.

Los correos electrónicos de Fauci revelan que a principios de abril estaba respondiendo a una pregunta sobre por qué no se aconsejaba las mascarillas con: «Esa recomendación está en proceso». Celebro su disposición a decir en marzo de 2020: «Tendré que comprobar», en respuesta a una pregunta de un médico de seguimiento sobre la inmunidad posterior a la infección.

Los miles de emails desclasificados ahora muestran la presión sobre Fauci, en particular durante los primeros meses de la pandemia. Como muchos otros gobiernos ane la incertidumbre, el de Donald Trump  tuvo una reacción tardía e ineficiente ante el virus y mostró falta de preparación. Fauci tuvo que hacer equilibrios para mantener los mensajes de salud pública a la población civil sin desviarse de los que defendía la Casa Blanca y, al mismo tiempo, mantener canales abiertos con sus homólogos en China, a quienes Trump acusaba de causar el virus y no contenerlo. El científico mostró diferencias públicas con Trump en determinados aspectos –como el uso de fármacos como la hidroxicloriquina  o el calendario para la reactivación económica– que ahora quedan también de manifiesto en los emails.

1 Comment on "¿De donde surgió el COVID?"

  1. Rafael Martínez Sr | 5 junio, 2021 at 10:14 | Responder

    Una pregunta que requiere una respuesta clara y contundente

Leave a comment

Your email address will not be published.


*