El Gran Gurú

AMLO

Lo que solo el Gran Gurú sabe:

AMLO

¡Arriba las manos!

No satisfechos con la inseguridad que se vive en México, Andrés Manuel López Obrador hizo de las suyas con el hasta ahora mayor hurto en lo que va del sexenio: el Presidente vendió tamales de chipilín y chocolate a empresarios entre 20 y 200 millones de pesos, como parte de su propia kermés para la mal llamada rifa del avión presidencial. Así, AMLO emuló al “innombrable” Carlos Salinas, a quien tanto ha criticado y “pasó charola” en 1993; en esta ocasión, se solicitó coperacha, a “producto de gallina”, a alrededor de 100 empresarios que tendrán que vender cachitos de lotería; el problema vendrá cuando éstos tengan que rendir cuentas con sus respectivos consejos de administración porque una erogación de ese tipo será difícil de sustentar. ¡Vaya robo!

El ‘cacagrande’ de Macuspana

Así como AMLO nombró “Comandante Borolas” a Calderón, “Ricky Riquín Canallín” a Anaya, “Señoritingo” a Meade, “Pirrurris” a la clase alta, “Fifís” a quienes están en contra de él, el tabasqueño tiene un nuevo apodo, luego de mandarles decir “fuchi, caca” a los corruptos; hoy, es conocido como “#El Cacas”, que -por cierto- fue tendencia mundial en redes sociales. Cuentan que esto no le cayó nada bien al Primer Mandatario, pero si sigue con sus burlas, más vale que le “mida el agua a los camotes”; finalmente, el que se lleva se aguanta, ¿a poco no?

Lozoya, el camino más corto hacia EPN

Después de escuchar que vivía en Alemania o que la mafia rusa lo protegía en San Petersburgo, por fin fue detenido Emilio Lozoya en España. El exdirector de Pemex, acusado por presunta delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita, es “el arma” que necesita la actual administración Federal para dejar en claro que no habrá impunidad en el país y, de paso, llegar al expresidente EPN. Por lo pronto, Lozoya rechazó su extradición a México y será lo mejor para él, pues seguramente ya no tiene amigos, como el priista “Alito” Moreno, quien ya ni lo recuerda.

Los ‘floreros’ de la Cuarta Transformación

Quien diga que el gabinete de López Obrador está conformado por varias personajes, ¡es mentira! El Presidente es el titiritero de la 4T que no escucha a sus colaboradores, quienes son sólo “floreros” que tratan de “adornar” los alrededores de Palacio Nacional. Basta con ver a un Ebrard, el “chalancito” mayor, haciéndola de mil usos; o a un Alcocer, quien “ni picha ni cacha” en el sector salud y hasta se ha visto rebasado por la Titular de la Función Pública en dicho tema; y qué decir de Sánchez Cordero… ¿acaso tenemos Secretaria de Gobernación? ¿Acaso hay gabinete? ¿Verdad que no?

Tatiana… que siempre sí

La que no aguantó más en gritar a los cuatro vientos que quiere ser gobernadora de Nuevo León, es la diputada morenista Tatiana Clouthier, quien tras la renuncia de Clara Luz Flores Carrales, alcaldesa del municipio de Escobedo, al PRI, decidió no perder más tiempo. Y es que Flores Carrales ya fue tentada por Yeidckol Polevnsky, con quien se reunió hace unos meses su esposo, Abel Guerra, para ponerla a la cabeza de Morena en territorio neoleonés. Lo que venga, revivirá el duelo entre Clouthier y Polevnsky, quienes fueron rivales desde la carrera presidencial de 2018 en el búnker de Andrés Manuel López Obrador. ¿Habrá una nueva edición de la batalla política entre ambas? Ya lo veremos…

Para rematar…

Y siguiendo con los “floreros” en la Cuarta Transformación, al que le tocó “toparse con pared” fue a Miguel Torruco, secretario de Turismo, quien por más que llevó quejas del sector turismo nacional al seno presidencial por la eliminación de fines de semana largos, le dijeron: “Aquí mando yo”. Que acaben con esos fines de semana, incluido el de “El Buen Fin”; total, vamos requetebién, la economía mexicana es boyante y no requiere de empujoncitos.

Visits: 1412

Be the first to comment on "El Gran Gurú"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*