El Gran Gurú

López
López

Lo que solo el Gran Gurú sabe:

La izquierda trumpista de la 4T.

Caló hondo en la “izquierda trumpista”mexicana—existe, no es broma— el discurso de toma de posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos. No les gusto la llamada a terminar con la “guerra civil” entre conservadores y liberales—chairos y fifís, para ponerlo en el lenguaje de la 4T—. Mucho menos que el nuevo jefe de la Casa Blanca haya colocado como prioridad de su gobierno la unidad de todos los estadunidenses. “Sin unidad no hay paz, sólo furia y amargura. No hay progreso, sólo caos. Es el momento histórico de enfrentar estos desafíos… podemos lograrlo con tolerancia y libertad”, dijo el demócrata. El discurso aplica para México. Desde su púlpito mañanero —convertido frecuentemente en tribunal— el presidente López Obrador siembra odio, anatemiza a los ricos, descalifica a sus críticos, ve complots por todos lados, divide a la sociedad.  Los seguidores del Trump tropical, como los llamó el perredista Fernando Belaunzarán, lo tundieron con retuits plagados de insultos que no vale la pena reproducir.

AMLO y BIDEN

Menos mal que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya salió a disipar las dudas binacionales, al aclarar que “coincide” con los planteamientos de Joe Biden. Sería bueno saber cuáles son esas coincidencias. Porque el mensaje constante y preciso del nuevo mandatario norteamericano ha sido el de la unidad: que gobiema para todos, no sólo para sus simpatizantes; que es hora de dejar atrás la polarización y que sólo juntos saldrán de la crisis. ¿A poco en Palacio Nacional ya no se dividirá a los mexicanos en buenos (los simpatizantes) y todos los demás? De hecho hubo una palabra que se repitió a lo largo del día en Washington: Biden también se comprometió con las causas ecológicas, ordenó tomarse en serio la pandemia y apurar la vacunación, anunció apoyos fiscales para enfrentar la crisis económica, firmó una orden para garantizar derechos a la comunidad LGTBGI, ¿con cuál de esos planteamientos coincide AMLO? Ojalá coincidiera, de perdida, con usar cubrebocas.

López

¿Política exterior? 

El caso Cienfuegos se ha convertido en una bomba de tiempo que pone en riesgo la relación diplomática de México y Estados Unidos. La salida de Donald Trump y la llegada de Joseph Biden a la Casa Blanca, la crisis sanitaria del Covid-19, la activación del T-MEC y el arribo de una nueva caravana de migrantes centroamericanos, ya eran elementos suficientes para generar tensiones en la relación bilateral. Incomprensiblemente, el Gobierno de México decidió atizar el fuego. Con corto o nulo rango de operación, el canciller Marcelo Ebrard ha quedado sometido a restaurar una maltrecha relación bilateral, lo que pone en riesgo sus aspiraciones políticas con una larga cadena de tropiezos de política exterior.

¿Será? El choque con Twitter.

Ahora, el Presidente señaló a uno de los directivos de la red del pajarito, en México, de simpatizar o militar en el PAN y deslizó su confianza en que espera que no promueva desde ahí la creación de granjas de bots… Muchos abrieron los ojos como si les hubieran pisado un callo y comentaron que es como si le reclamaran el compadrazgo con algún caricaturista que arremete contra los rivales incluso con insultos. Dirían por ahí, se mordió la lengua el presidente.

López

El problema de escupir al cielo.

Una lluvia de críticas y preguntas cayó sobre el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, quien apenas el martes pasado lanzó un nuevo spot para criticar al PRI y al PAN, con una ligera embarrada al PRD. En el anuncio se hace referencia al fraude electoral de 1988 en el que uno de los protagonistas estelares fue el entonces distinguido priista Manuel Bartlett, hoy director de la Comisión Federal de Electricidad. La tormenta de cuestionamientos se le vino encima a Delgado a quien le recriminan que ahora Bartlett es uno de los hombres más cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador y cuyo desempeño ha estado envuelto en la polémica durante los más de dos años de que inició el gobierno de la autollamada Cuarta Transformación.

AMLO y su Jubilación

El otro día el Presidente afirmó que una vez que concluya su sexenio, se va a jubilar. Tal afirmación provocó que más de un trabajador se preguntara: ¿y cuántas semanas ha cotizado Andrés Manuel López Obrador al IMSS o al ISSSTE para pensar en jubilarse? Sería interesante saber si el mandatario ha trabajado lo suficiente para hacerse acreedor a una pensión. A propósito de jubilados, todo indica que Donald Trump no se irá a su retiro dorado en Palm Beach, sino a Palenque. Y todo porque los vecinos de Mar-a-lago no lo quieren en el resort y, al parecer, lo mandaron derechito al rancho de AMLO. Ha de ser por el clima.

López
Visits: 1083 Visits: 7

Be the first to comment on "El Gran Gurú"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*