Icono del sitio

El Tsunami AMLO

Ha transcurrido ya una semana del proceso electoral del 1º de julio, que dejó muy lastimados y heridos de muerte al PRI, PAN, PRD, Verde y Nueva Alianza (a Movimiento Ciudadano no tanto ya que gano el estado de Jalisco), y sin duda el gran ganador resulto MORENA por mucho.

Antes de la elección todas las encuestas las serias y las no, daban como favorito y señalaban como ganador a AMLO, algunas por un margen importante, otras no, pero a final de cuentas yo nunca conocí de una encuesta que se publicara donde no estuviera en 1er lugar, en ese orden de ideas ya sabíamos lo que iba ocurrir, se vino gestando y decantando que al final no se equivocaron y tuvieron razón.

Desde luego hubo voces escuetas pera las hubo, de parte del equipo del PRI y del PAN que estuvieron negando una realidad que ahí estaba, que la mayoría lo sabíamos, pero ellos jugaron a la negación y a mentir, no hay más era una elección decantada desde enero de este año y si me apuran desde hace 2 años cuando el proceso electoral de varios gobiernos estatales dejó en claro como estaban las cosas, incluso al PRI le fue tan mal que Manlio Fabio Beltrones tuvo que dejar la presidencia de dicho partido, al PAN le fue en esa ocasión muy bien en alianza con el PRD,  el año pasado en las elecciones del Estado de México quedó muy claro lo que estaba ocurriendo, el PRI retuvo de milagro la gubernautra, con muchos señalamientos de artimañas, exceso de recursos y de operación a la vieja usanza, MORENA apostó por no protestar de más, por irse por la línea legal e institucional y mandar señal de ser un partido pacífico e institucional, a sabiendas de lo que vendría este año y lo que se jugaba, el premio mayor la Presidencia de la República, desde ahí se veía un AMLO muy poderoso, fuerte, porque a decir verdad la candidata de MORENA al EDOMEX era alguien poco conocida, la gente votó por AMLO el dio esa cantidad de votos, pero no la quisieron ver, se auto engañaron los príistas, creyendo que verdaderamente ganaron por su buena estrategia de campaña y su estructura, nada mas lejano a la realidad, eso no les daría para retener la presidencia de la república, son elecciones totalmente distintas.

Lo que me queda claro es que no supieron o no quisieron leer lo que estaba ocurriendo, lo que demandaba la sociedad que estaba muy enojada, molesta contra el régimen y en particular contra el gobierno de EPN y el PRI, con sobrada y justificada razón, desde enero sabíamos lo que vendría, las encuestas y los números lo señalaban, aunado a ello, una desaprobación y rechazo del 80% o mas de la ciudadanía por el gobierno de EPN, en ese sentido ¿como podrían imaginar un escenario adverso y distinto al que ocurrió el domingo 1 de julio? sumado a una muy mala campaña que hizo el PRI

y un candidato que no funcionó y no estuvo a la altura, porque no pudo y no quiso, la misma plagada de errores desde el comienzo hasta el final. Por el lado de enfrente las cosas no andaban tan distintas, en el PAN y PRD, una alianza mal hecha, sin sustento, fundamento y sin operación política, que les salió carísima a ambos, el PAN hace año y medio tenía reales oportunidades de regresar a los pinos, pero hizo todo lo posible y se empecinó por hacer lo contrario para no retornar.

La verdad de las cosas a la mayoría de los que nos gusta esto, estábamos convencidos de lo que sucedería, pero a decir verdad no de tal magnitud al menos en el congreso, yo pensaba que MORENA y AMLO tendrían mayoría relativa pero no absoluta y con los porcentajes que se dieron, fue una aplanadora lo que sucedió, nadie en su sano juicio lo podría haber vaticinado así, incluso me atrevo a decir que ni el propio Andrés Manuel en su mejor escenario lo tenía vislumbrado. De la misma manera AMLO y MORENA ganaron en la CDMX, Morelos, Chiapas, Veracruz y Tabasco.

La ciudadanía se expresó en las urnas y otorgó un mandato contundente que favoreció a Andrés Manuel López Obrador, fue el fenómeno en esta elección, el y solo el la ganó, MORENA fue el vehículo le sirvió para tener la estructura y los recursos para el financiamiento público, pero el movimiento lo generó y es de AMLO, el representó ante la ciudadanía el antisistema, el enojo y el hartazgo, los cuales supo perfectamente capitalizarlos, aunado a que llevaba desde 2006 en campaña permanente, recorriendo el país una y otra vez, puso y dictó la agenda en las campañas, fue por mucho la mejor organizada, articulada y con ideas buenas y malas pero las tenía, lo que conllevó a que ganara abrumadoramente.

Cambió su discurso, se volvió más moderado, tolerante e incluyente, también sumó a mucha gente a su movimiento y proyecto de diversas corrientes ideológicas y políticas, lo que ocasionó que se volviera mas heterogéneo, entendió por fin que solo no podía, aprendió como nadie de sus errores y aciertos que tuvo en las campañas anteriores, supo capitalizarlo.

Lo interesante viene ahora, lo bueno, el 1 de julio y las horas posteriores fueron magníficas para AMLO y para el país, y porque no decirlo también para EPN, todo salió de maravilla, en orden, institucional, legal, democrático, una muy buena señal que a decir verdad pocos o casi nadie hubiera imaginado.

Ahora vendrá lo mas importante, el poder cristalizar y cumplir todos esos compromisos, promesas, sueños, anhelos y esperanza de millones de mexicanos que confiaron en el, y también a los que no, pero que poco a poco empiezan a creerle, y desde luego a sus detractores a ellos más que a nadie también tendrá que callar y tapar bocas con hechos y acciones de gobierno, que conlleven a resultados favorables y benéficos para el país.

Los primeros días posteriores a la elección han sido muy benéficos para todos, incluso el candidato ganador ha tenido la oportunidad de reunirse con diversos sectores de la sociedad que durante su campaña y los últimos años han sido los adversarios y oponentes al tabasqueño, que han llamado poderosamente la atención de propios y extraños, también en estos días se han ido dado los primeros nombramientos de su gabinete legal y ampliado que conformaran su gobierno, muchos de ellos ya habian sido dados a conocer desde la campaña.

LAS MUJERES EN EL GOBIERNO DE AMLO Y EN EL CONGRESO

De comenzar el gobierno con el gabinete planteado, el virtual presidente de México será el primero en la historia que colocaría la mitad de las secretarías en manos de mujeres.

La tendencia de tener gobiernos paritarios alcanzó al virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien si bien no es el primero en tener un gabinete con la mitad hombres y la mitad mujeres, sí es de los pocos en poner una de las secretarías más importantes, la de Gobernación, en manos de una.

Entre los más recientes casos están el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron. En el panel canadiense de 29 ministros, 15 son mujeres, mientras que en el francés de 17 ministros, 8 son mujeres. Otro ejemplo es el de Angela Merkel, de Alemania, quien inició su cuarto mandato con un gabinete de 15 ministros, de los cuales 6 son mujeres.

En México, López Obrador anunció ya sus ‘alfiles’ para 17 secretarías, en las que ocho mujeres son protagonistas. Ellas son María Luisa Albores, en Desarrollo Social; Josefina González Blanco, en Semarnat, Rocío Nahle, en Energía; Graciela Márquez, en Economía, Irma Eréndira Sandoval, al frente de la Función Pública; Luisa María Alcalde, en Trabajo y Previsión Social, y Alejandra Fausto en la Secretaría de Cultura. Sin embargo, destaca el caso de la exministra Olga Sánchez, quien ocupará una de las carteras más importantes: la Secretaría de Gobernación. López Obrador será el primer presidente en gobernar con mujeres no sólo junto a él, sino también en el Congreso, pues en esta ocasión la Cámara de Diputados estará conformada en 50.8% por hombres y 49.2% de mujeres, mientras que el Senado de la República estará compuesto en 51% de mujeres y 49% de hombres, es decir que las mujeres ocuparán 244 de las 500 curules en San Lázaro y 63 de los 128 escaños en la Cámara Alta.

El que existan oportunidades reales de participación política y en los gobiernos para las mujeres es una gran noticia para México, que se vuelva mas incluyente, además que la mayoría de ellas sean muy compententes y capaces para poder desempeñar los cargos que les han sido encomendados, de manera sobresaliente el caso de Claudia Sheinbaum la jefa de gobierno de la Ciudad de México, el estado 32 y el más importante en materia política, económica y social de este país, de igual manera Martha Erika Alonso en Puebla, habrá que seguirles la pista, ahora si estoy convencido que en el 2024 habrá por primera vez una mujer en la presidencia de la república.

 

 

 45 total views

Salir de la versión móvil