‘El túnel del tiempo’ de la 4T

túnel
#Claroyconciso
Por Alberto Castelazo Alcalá
@Castelazoa

Durante mi infancia, en la época de los 70, había una gran variedad de programas que veía y podría considerarme fan de ellos, como eran: “Viaje al fondo del mar”, “Perdidos en el espacio”, “Los locos Adams”, “El agente de CIPOL” y mi favorita, el “Túnel del tiempo”.

En el “Túnel del tiempo”, la trama era que un par de científicos, Tony Newman y Douglas Phillips, al enterarse que su proyecto iba a ser cancelado por el Senado, por ser incosteable, debido a recortes presupuestarios y no ser de gran utilidad para la ciencia.

El Dr. Tony Newman activa el túnel del tiempo y viaja a través de él, llegando el 14 de abril de 1912 por la tarde a la cubierta del Titanic; cuando se dan cuenta en la base militar que el túnel esta funcionando y se encuentra Tony en eminente peligro, hacen todo lo humanamente posible para rescatarlo, sin tener éxito alguno.

El Dr. Douglas Phillips, amigo de Dr. Newman, se ofrece a ser trasladado por el túnel al Titanic. Phillips lleva consigo un periódico de fecha 16 de abril de 1912, un día después del naufragio del Titanic, para convencer al capitán de que cambie el rumbo y así evitar que el barco colisione con un iceberg

Phillips se encuentra con Newman. Luego, ambos le comentan al capitán lo que pasará y le muestran el periódico como prueba. El capitán no les cree, tira el periódico y los manda arrestar. Phillips y Newman escapan, pero no logran impedir que suceda la catástrofe. En los instantes previos al choque, el capitán Smith da crédito a los científicos y los libera durante el hundimiento, y el túnel del tiempo los saca de allí.

Debido a que el túnel estaba en una tapa experimental, no pueden traer a la época actual a los protagonistas, teniendo distintas aventuras en diferentes épocas de la humanidad.

Desafortunadamente, desde el 1 de diciembre de 2018, me he sentido como parte del elenco del “Túnel del tiempo’, pero he llegado a la década de los 70, en donde el régimen absolutista del PRI reinaba y nadie le podía cuestionar al Presidente sus decisiones, ya fueran buenas o malas; además, se reprimía la libertad de expresión, ya que manifestarse en contra del gobierno podía causarte la muerte (Tlatelolco, en 1968; el Jueves de corpus, en 1971). No había respeto a nuestros derechos humanos.

El autoritarismo fue total y le costó a muchos mexicanos tener lo que hasta hace poco teníamos. A mi generación la conocían como “la generación de la crisis”, puesto que en cada cambio de gobierno había una devaluación, la inflación era incontrolable y se tenían tasas de desempleo en aumento.

Pero bien o mal, se fueron creando las instituciones y órganos autónomos que hasta hace poco teníamos; la libertad de expresión, las manifestaciones, la inflación y desempleo estaban controlados, y teníamos un promedio del 2 por ciento anual en el país.

Así, a partir del 1 de julio pasado, estamos regresando a pasos agigantados a esa terrible época, de la cual el Presidente es muy fan y ya ha dado los primeros golpes para que en México pueda afianzarse en el poder.

Con un Congreso con mayoría, nuestra esperanza recae en el Poder Judicial, especialmente en la SCJN, porque la sociedad civil la veo aletargada y sin liderazgo alguno.

Cómo me gustaría que Tony y Douglas pudieran llegar en la tarde del 30 de junio de 2018 y nos enseñaran los periódicos para ver las ocurrencias de esta mal formada 4T.

Visits: 1049 Visits: 6

Be the first to comment on "‘El túnel del tiempo’ de la 4T"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*