Elección parlamentaria de sastre en Venezuela: a la medida de Nicolás Maduro.

Asamblea Nacional
Asamblea Nacional

#CoyunDura

Paola Molina Noguera

El régimen de Nicolás Maduro se prepara para un nuevo proceso electoral convocado para el domingo 6 de diciembre, para elegir a la nueva Asamblea Nacional en Venezuela, en el cual la oposición en bloque decidió no participar, por no existir las condiciones mínimas de imparcialidad, transparencia y confiabilidad en el órgano electoral marcadas por cambios y ajustes que han estructurado una elección a modo, diseñada a la medida del régimen.

  1. Se nombró un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) sin cumplir los procedimientos establecidos en la ley para su designación, conformando así un directorio comprometido con el partido de gobierno PSUV.
  2. A través de sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se impusieron nuevas directivas a los partidos de oposición, para poner al frente a operadores afectos al oficialismo.
  3. Se aumentaron sin razón justificada el número de circuitos electorales, por ende, el número de curules, de 167 que hay actualmente a 277. En un país donde el padrón electoral se ha reducido por los más de 5 millones de venezolanos que se han visto obligados a abandonar el país. Esta nueva distribución está diseñada para blindar el triunfo del oficialismo.
  4. Hay un retroceso en los derechos políticos de los indígenas, donde se les está violando y eliminando el voto directo y secreto para elegir sus diputados, por una votación a mano alzada a través de asambleas.
  5. Hay que tener presente que la actual Asamblea Nacional fue elegida en 2015, donde la oposición ganó la mayoría de diputados y se consolidó como el órgano independiente y autónomo del régimen de Nicolas Maduro, lo que condujo a que se desconociera y se instalara un Parlamento paralelo, se le quitaran los recursos,  pero que a nivel internacional se posicionó como un poder legítimo que representaba la voz de los venezolanos.

Más de 60 países, incluidos los del Grupo de Lima y la UE, han desconocido esta pretensión de Nicolás Maduro de hacerse de la Asamblea Nacional a través de estos canales y decisiones irregulares, que en nada garantizan la transparencia del proceso y que dejan a la oposición en evidente desventaja y sin condiciones para la participación.

Organismos de observación electoral como la OEA, han manifestado que no serán veedores del proceso por calificarlo desde todo punto de vista como una elección fraudulenta. Sin embargo, la oposición se ha enfrentado por meses al dilema de participación, tomando como referente anteriores procesos donde han decidido abstenerse y que han servido de vehículo para que el oficialismo concentre mayor poder.

Instituciones como la Conferencia Episcopal Venezolana han mostrado su preocupación por el deterioro político por el que atraviesa Venezuela y que la lucha no debe reducirse solo a abstenerse de participar una elección, llamando a la oposición a buscar mecanismos alternos o consensos, que lleven a buscar soluciones a los graves problemas económicos y sociales que padecen los venezolanos.

Visits: 742 Visits: 4

Be the first to comment on "Elección parlamentaria de sastre en Venezuela: a la medida de Nicolás Maduro."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*