Emilio Lozoya Austin: LA CLOACA.

Lozoya
Lozoya

Sobre la Marcha…

Rafael Martínez de la Borbolla
@rafaborbolla

“Para tener la lengua larga, hay que tener la cola corta”. Dicho Popular.

En medio del colapso económico que enfrentaba México por la Pandemia del Covid, y que aún no se sabe que tan hondo será , el gobierno de López Obrador consiguió la extradición de España de Emilio Lozoya Austin; exdirector de Petróleos Mexicanos acusado por realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita; sobornos por US$10 millones de la constructora brasileña Odebrecht, escandalo de corrupción destapado desde 2016 en América Latina y que a diferencia de otros países en México no había tenido consecuencias, ejercicio indebido del servicio público y cohecho, además, es investigado por la compra irregular de una compañía de fertilizantes, la cual fue adquirida con sobreprecio.

Nada más llegó a México en lugar de ir a parar a la cárcel, fue al Hospital pues se indica padece de gastritis, como millones de mexicanos, y de ahí a su casa, lo cual provoco la confusión de parte de la sociedad, acostumbrada al circo judicial que prevalece en el país, y desde ese momento, lo que debió ser un juicio en tribunales se convirtió en ruidosa verbena popular. El acusado se había convertido en testigo protegido del Estado, pues argumenta todas sus corruptelas fueron realizadas bajo presiones y amenazas, sin aclarar eso sí, de donde salió su cuantiosa fortuna.

Lozoya
Emilio Lozoya Austin

Una porción definitoria del combate político y electoral relacionada con las denuncias de Emilio Lozoya se traslada a la arena netamente judicial. Más allá del dicho de un ex funcionario altamente corrupto y con mínima credibilidad, que ahora delata a sus presuntos cómplices en espera de un enorme aligeramiento de castigos contra él y su familia, de la credibilidad o no que merezcan sus supuestas delaciones y del alto impacto mediático y político que éstas tengan en lo inmediato, el conjunto narrativo del ex director de Pemex queda a disposición de un Poder Judicial federal desprestigiado, sujeto siempre a presiones de diversa índole.

La aparatosa relatoría hecha por el ex director de Pemex contra 17 políticos, ex legisladores o funcionarios públicos y una periodista, varios de aquellos de primer nivel en el tinglado institucional tradicional, ha llevado a deslindes retóricos que suelen ser casi obligados en estos casos, pero también y, sobre todo, a su disposición a recurrir ante los jueces.

En su mañanera del 17 de agosto, AMLO dijo que el pueblo tenía derecho a conocer “toda la denuncia del señor Lozoya”. Añadió que esto debía hacerse “con todos los implicados, con todo el manejo del dinero, con la entrega de los sobornos”, y pidió que el video que se asegura entregó Lozoya a la FGR se pudiera ver “en redes sociales, en la televisión convencional”. Dijo, además, que “si están involucrados los expresidentes” propondría “una consulta ciudadana para que el pueblo decida si se les juzga o no”.

Lozoya
Andrés Manuel López Obrador (Foto: Araceli López)

Ese mismo día circuló en redes sociales un video que muestra cómo dos exfuncionarios del Senado cercanos a altos dirigentes del Partido Acción Nacional, reciben enormes cantidades de dinero en efectivo. Por la tarde, comenzó a circular el contenido de un supuesto documento en el cual Lozoya declara haber entregado 80 millones de pesos en efectivo a legisladores para la aprobación de la reforma energética que impulsó Peña Nieto.

Es complicado saber si el video y el documento son auténticos, o si el responsable de la filtración es el Estado. Pero las coincidencias son muchas. Y si la filtración parece venganza política y sirve como tal, probablemente estemos frente a una que fue orquestada desde el poder. La filtración no busca una exitosa judicialización del caso, sino su mera politización.

Pero al infiltrar estos elementos, pareciera se privilegiara el beneficio electoral sobre la justicia, ya que la presunción de inocencia se viola cuando los medios de comunicación difunden documentos o videos en los que personas son presentadas como “delincuentes”. La Suprema Corte de Justicia ha sido contundente en esta cuestión: “La sola exhibición de personas imputadas en los medios de comunicación representa una forma de maltrato que favorece el terreno de ilegalidad”.

El contraataque no se hizo esperar y el periodista Carlos Loret, reveló un par de videos, en los que Pío en 2015, el hermano del presidente López Obrador, recibe dos paquetes de dinero de manos de David León, el recién nombrado zar anticorrupción de la 4T para la adquisición de medicinas.

“Se está ventilando dos casos muy delicados (Lozoya y García Luna), entonces nuestros adversarios buscan equiparar las cosas y decir todos son lo mismo, esto es bastante usual, recurrente cuando se está llevando a cabo una transformación, eso se decía en las campañas, todos son lo mismo, todos son iguales, pero no es así, no somos iguales, en este caso del video, de mi hermano, con David León, hay notorias diferencias con relación a los otros asuntos”, dijo desde Aguascalientes el presidente en su tradicional conferencia de prensa.

“No solo es lo cuantitativo, no solo es el monto del dinero, porque no es comparar solo una operación ilícita que está denunciando el señor Lozoya donde cobraron 200 millones de dólares de más en la venta de una planta chatarra, que esto que puede significar dos millones de pesos, no solo es eso, es el fin de el hecho que se está ventilado”, explicó.

Dejando a un lado las simpatías políticas, queda claro que no existe diferencia entre unos y otros, pareciera concurso de video escándalos y mientras no se combata la corrupción únicamente en tribunales y exista un castigo ejemplar para los corruptos, esta practica prevalecerá en México.

Visits: 989 Visits: 3

2 Comments on "Emilio Lozoya Austin: LA CLOACA."

  1. Gabriela Breña | 22 agosto, 2020 at 10:57 | Responder

    Gran columna sienpren se disfruta la lectura de Rafael Martinez

  2. Rafael Martínez de la Parra | 22 agosto, 2020 at 11:37 | Responder

    Estupendo y claro el artículo que reseña los escándalos de corrupción recientes mostráis en varios videos. La corrupción es contundente “La corrupción debe combatirse solo en los juzgados “

Leave a comment

Your email address will not be published.


*