ENERGÍA ELÉCTRICA: DE REGRESO AL ESTATISMO

Energía
Energía

RELATIVISMO POLÍTICO

Rafael Lagos Inoriza

Detrás de todas las cortinas de humo que lanza a diario la presidencia de la república, se está cocinando un retorno al pasado en la política energética de México. Se trata en palabras simples, de regresar al pasado, por una parte en cuanto a la generación de energía mediante el uso de carbón y combustóleo que son contaminantes y no renovables, y por otra al mal servicio que tenían los usuarios cuando solamente teníamos la opción de contratar el servicio público de energía eléctrica con la Compañía de Luz y Fuerza del Centro que otorgaba el servicio en la Ciudad de México, Estado de México y algunos municipios de Morelos, Puebla e Hidalgo, o con la Comisión Federal de Electricidad en el resto del país, con un servicio caro y deficiente que no solamente provocaba molestias en los usuarios en las viviendas, sino que impedía al sector productivo ser competitivo, lo que fue un impedimento para que tuviéramos un mayor desarrollo.

Fue un largo proceso de años de debates y reformas legislativas lo que permitió que poco a poco tuviéramos la incursión de diferentes modelos de acceso a la energía eléctrica por medio de nuevos agentes en la generación y distribución de energía eléctrica en nuestro país. La CFE ha mantenido la prestación del servicio público y es a través de ésta empresa pública que nos llega la energía, salvo que tengamos un sistema de autogeneración, por ejemplo, de paneles solares o de motores de gas, lo que ha permitido a muchas familias y empresas, bajar sus costos por concepto de energía.

CFE

Pero el presidente empecinado en negar la realidad, dice que la única manera de garantizar que se cumpla su promesa de bajar los precios de la energía eléctrica (porque solamente ve los de la CFE), es a través de la CFE. Es que el chiste se cuenta solo. O sea que la empresa estatal que dirige Manuel Bartlett, el ex priísta que se convirtió a morenista, un intachable funcionario a ojos del presidente que es enemigo de los corruptos y se niega a permitir que muchas familias que ahora pagan menos dinero por el servicio de energía obtengan ese beneficio de las empresas privadas, quiere darlo a través de la CFE y que se lo agradezcan a él, pero de paso, quiere como si fuera manda, afectar a Calderón porque dice que es Consejero de Iberdrola (aunque en realidad se integró como Consejero independiente de la filial estadounidense Avangrid) y que su entonces Secretaria de Energía Georgina Kessel es directiva de la empresa (en realidad también es Consejera independiente), lo que no es ilegal pero sí es motivo de coraje para el presidente que a diario tiene que demostrarse a sí mismo que es más que los demás.

El problema es que para que una empresa pública como la CFE logre darnos el servicio a los precios que hoy pagan quienes tienen el servicio a través de la auto generación, energías limpias gastando en subsidios, es decir, que el gobierno no cobre lo que cuesta generar la electricidad, para esto debe tomar dinero de nuestros impuestos y dárselo a la CFE para que pueda seguir funcionando aunque no recupere lo que gasta y por si fuera poco, pues está expuesta a corrupción, lo que también terminaremos pagando, pero bueno, eso parece que no ocurrirá porque para eso está ahí Manuel Barteltt.

Energía

Ese modelo ya lo tuvimos y no funcionó, al contrario, endeudó al país, generó corrupción, tuvimos mal servicio y además era caro.

Por eso es una muy mala noticia para todos que el miércoles pasado Ignacio Sánchez, presidente de la tercera empresa de generación de energía eléctrica del mundo y la primera sin participación estatal, la española Iberdrola con inversiones en España, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil, Alemania, Portugal, Francia, Italia, Irlanda y Australia, haya descartado invertir en nuestro país más debido a que ha sufrido los cambios a las reglas del juego que ha impulsado el actual gobierno mexicano. 

Iberdrola

Lo anterior junto con la queja de los legisladores norteamericanos ante su presidente en el sentido de que este gobierno está otorgando un trato desigual que obstruye los negocios con el objetivo de privilegiar a CFE y a Pemex, envía un par adicional de malas señales a los inversionistas de todo el mundo que se alejan de México y se llevan sus inversiones a otros países que sí les brindan certidumbre. Es una piedra más que impide el crecimiento y desarrollo económico como lo han sido la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco, la consulta para cancelar la inversión de la cervecera de Constellation Brands y la suspensión de gasoductos, medidas que se han visto reflejadas en una caída del Producto Interno Bruto y que contrario a lo que argumenta AMLO, evitan que vayamos bien.

La respuesta del presidente a los legisladores no pudo haber sido menos bananera: “nosotros tenemos que defender el interés público y siempre lo he dicho los únicos negocios que nos deben importar, son los negocios públicos, tenemos que defender a la CFE, tenemos que defender a Pemex, no a las empresas particulares”.

Energía

Entonces si así piensa, me imagino que habrá puesto muy nervioso a su amigo Ricardo Salinas Pliego, recordemos que TV Azteca era una empresa del estado y no menos debería estar Carlos Slim accionista principal de Teléfonos de México, el equivalente en el sector de telecomunicaciones a la CFE que también fue una empresa estatal, y que dirán los banqueros nacionales y extranjeros que también son ahora empresas privadas pero que fueron estatales, bueno podría seguir la lista pero me parece que basta con estos para quitarle el sueño a cualquiera. Ahí se lo dejo para la reflexión.

AMLO
Visits: 1422 Visits: 32

Be the first to comment on "ENERGÍA ELÉCTRICA: DE REGRESO AL ESTATISMO"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*