ÉSTOS SON LOS 5 MEJORES HOTELES DE LUJO EN DESTINOS REMOTOS PARA VIAJEROS PREMIUM

Desde Sri Lanka al sur de Chile, éstos son los mejores hoteles de lujo en destinos remotos para los viajeros más exigentes.

Pese a que en esta parte del mundo aún persisten las restricciones pandémicas, hay destinos remotos donde la vida sabe más normal e incluso, con aguas turquesas, arenas interminables, bosques y donde la oferta de hoteles de lujo, satisfará hasta los viajeros más premium.

Tal vez quiere explorar destinos remotos en sus próximas vacaciones abordo de un superyate o en un hotel de lujo, con una alberca infinita o rodeado de abundante vegetación.

Dentro de los más exóticos y lejanos del mundo, desde las Maldivas y Sri Lanka, hasta el sur de Chile o Thailandia, tenemos esta lista de cinco preferencias.

Amanpuri en Phuket, Tailandia

Llegando en avión o en superyate, echar el ancla en la costa oeste de Phuket es algo exquisito y entrar en las playas solitarias de Amanpuri, aún más.

Fue el primer complejo de la cadena Aman en abrir, hace 32 años, y sostiene con hidalguía el lujo de sus 40 pabellones de estilo tailandés y 47 villas, en uno de los destinos remotos más particulares.

Ahora cuenta con 12 salas de spa y ofrece una serie de programas de bienestar para abordar problemas específicos como el peso o el estrés.

Después del atardecer, se recomienda brindar en el bar The Lounge con un Aman 1 Tonic, o una ginebra del mixólogo May Sriskaew, seguido de comida tailandesa excepcional del chef Kannika Jitsangworn en el Terrace.

Villas Anantara en Kihavah Huravalhi, Maldivas

Este exclusivo resort isleño se encuentra a 6 km de la isla de Kendhoo. Es accesible en hidroavión desde Malé, la capital de Maldivas o bien en superyate.

Las lujosas villas de playa del Anantara en Kihavah Huravalhi sobre el agua ofrecen todas las amenidades de un cinco estrellas de lo mejor: todos ofrecen piscinas privadas, baños al aire libre con bañeras de hidromasaje y vistas al mar.

Las villas superiores incluyen elegantes salas de estar, comedores, cocinas de mayordomo y playas privadas.

Sus amenidades de hotel de lujo dentro de los destinos remotos que recomendamos, incluyen un restaurante submarino, el del resort Sea, allí podrá disfrutar de medallones de langosta espinosa y lomo de Wagyu mientras observa a peces y tortugas.

En las noches puede recostarse con una copa de champán y recibir una lección de astronomía con el gurú del resort y el telescopio más poderoso de Maldivas.

Six Senses Yao Noi en Bahía de Phang Nga, Tailandia

El Six Senses Yao Noi, que se ubica en cascada por una ladera que da a los icónicos karsts de piedra caliza de la bahía de Phang Nga, ofrece un refugio restaurador cerca del bullicio de Phuket.

Este tranquilo resort rodeado de bosques tropicales, ubicado en una playa de lo más serena en el mar de Andamán, posee embarcadero privado en la bahía que hizo famosa James Bond en «El hombre de la pistola dorada».

Desde allí, un carrito de golf lo llevará colina arriba hacia una zona verde salpicada de árboles de caucho con 56 villas con techo de paja, tres restaurantes y un extenso balneario.

El Six Senses Yao Noi combina lujo y sostenibilidad, es uno de los hoteles de lujo en destinos remotos que posee planta embotelladora de agua del propio complejo, lo que significa que no genera residuos de botellas.

Antes del desayuno, se recomienda observar cómo sale el sol sobre los pilares de piedra caliza que se elevan desde las aguas color esmeralda mientras las aves tropicales cantan su coro matutino.

Lodge Puyuhuapi en Bahía Dorita, Chile

Ubicado en una vegetación esmeralda alrededor de la Bahía Dorita, a cuatro horas del aeropuerto Balmaceda, el Lodge y Hotel Puyuhuapi se encuentra en las inmediaciones del Parque Nacional Queulat, al sur de Chile.

Solo se llega a él en su propio barco o desde el muelle Austral y posee fondeadero protegido del albergue que ya ha albergado yates de todo tipo.

En su muelle principal, recientemente renovado, puede albergar embarcaciones de hasta 18 metros para dejar a los huéspedes y visitar sus exuberantes aguas termales y spa.

Se recomienda probar el masaje Queulat y el excepcional menú de pisco del bar, desde ruibarbo hasta el sour tradicional.

El restaurante sirve una fusión de platos de la Patagonia, Chile y el Mediterráneo, con productos de cosecha propia y cangrejos frescos y salmones capturados en los fiordos.

La mejor habitación del lodge es la suite del capitán: su balcón se abre a deslumbrantes vistas del fiordo y, sin televisión, teléfono o Internet, puede desconectarse por completo.

Shangri-La Barr Al Jissah Resort en Omán

Esculpido en la ladera de la montaña, el complejo Barr Al Jissah atrae superyates y viajeros premium de todo el mundo que gustan de hoteles de lujo en destinos remotos, como la desconocida costa de Omán.

El opulento complejo, que consta de casas privadas diseñadas por los arquitectos Bannenberg & Rowell y tres hoteles Shangri-La, que ofrecen 22 opciones gastronómicas.

En el restaurante de pescado, pida Bait al Bahr para disfrutar de atún aleta amarilla capturado localmente con cappelletti de anchoa blanca y aceitunas negras.

Para los más aventureros, encontrará onduladas dunas de arena esculpidas por el viento y los cañones de las montañas están a solo un paseo en helicóptero.

El spa Chi es el lugar ideal para recuperarse de las expediciones: otro must es sumergirnos en la experiencia del exclusivo Traveller’s Retreat, que combina un baño aromático y una envoltura corporal bioenergética, además de un masaje de total vitalidad para salir revigorizados.

Visits: 895 Visits: 4
Salir de la versión móvil