FÁTIMA Y EL PARO NACIONAL DE MUJERES

Fátima
Fátima

Sobre la Marcha…

Rafael Martínez de la Borbolla
@rafaborbolla

“Entre las diversas maneras de matar la libertad, no hay ninguna más homicida para la república que la impunidad del crimen o la proscripción de la virtud.· .- Francisco de Miranda.

En un México trágicamente acostumbrado a los feminicidios y desaparecidos, el asesinato de la pequeña Fátima convulsionó a la Nación, de pronto ante nuestros ojos vimos lo que queríamos evitar y la podredumbre de una Sociedad degradada nos explotó a la cara. Podemos evadir la realidad, pero no podemos evadir las consecuencias de evadir la realidad.

La niña Fátima Aldrighetti desapareció el 11 de febrero. Tenía siete años. Una mujer se la llevó del colegio antes de que su madre fuera a buscarla. La madre dijo después que había tardado 11 minutos en ir a recogerla a la escuela donde estudiaba. Las cámaras de seguridad recogen el momento en que la mujer se lleva a la niña de la mano. Una primera falta de parte del colegio, que dejó ir a Fátima con una extraña.

El sábado 15, la policía local encontró los restos de Fátima dentro de una bolsa de plástico. La fiscalía activó entonces el protocolo para investigar el caso como un feminicidio. Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la capital, calificó la actuación de las autoridades en este caso como una “cadena de negligencias institucionales”. Ante la ira del colectivo, se inicio la casería de los asesinos.

Los presuntos asesinos de Fátima fueron ubicados en el Estado de México, tras un recibir un aviso enviado a las autoridades por la propia tía de uno de ellos; indignada ante los monstruosidad de los hechos, en el ejido La Palma, muy cercano al centro del municipio Isidro Fabela, y aunque ahí hay vigilancia constante de la Guardia Nacional, a eso de las 15 horas la gente del pueblo presenció, no sin temor, que por la calle Deshuesadero llegaban más uniformados y pronto se esparció la noticia que habían detenido a una pareja “de afuera”.

Fátima no es una victima aislada, en gran parte del país, muchos niñas y niños viven desprotegidos, vulnerables y violentados, Fátima es el nombre de una pequeña que no pudimos defender, pero también de una realidad, convirtiéndose en el nombre emblemático de la imperiosa necesidad de luchar por los Derechos de las mujeres y de los niños, sensibilizando a una sociedad reducida por el asesinato de decenas de miles de mujeres a niños al silencio, esta vez los mexicanos están indignados.

Fátima

En México mueren asesinadas 10 mujeres al día y, en total, hay más de 90 en 24 horas. El presidente López Obrador ha achacado este lunes lo sucedido a la moral individualista y al pensamiento conservador. Una respuesta que ha irritado todavía más a un país que vive una situación extrema.

Mientras tanto, los partidos políticos intentan obtener ganancia de esta tragedia, cuando en realidad de nada sirve que se incrementen las sentencias o se establezcan protocolos, cuando el problema de fondo es que menos del 3% de los casos de feminicidios o desapariciones son juzgados. La impunidad es la que nos esta matando a todos, ahí esta el principal enemigo de la justicia.  

Mientras tanto, diversas agrupaciones civiles de mujeres, están convocando en la Ciudad de México una marcha en contra de los feminicidios, la cual se realizará el próximo 8 de marzo que es el Día Internacional de la Mujer, según declaratoria de la Organización de las Naciones Unidas. Diversas organizaciones, activistas y personas a nivel individual están dispuestas a aceptar ese llamamiento y manifestarse activamente, a la vez que se organiza, lanzando su convocatoria desde Veracruz, una especie de paro nacional femenino para el día siguiente, 9 de marzo, con la intención de mostrar al país entero lo que sucedería en ausencia de la participación del segmento femenino y recordarnos su valor en todos los aspectos del ámbito humano.

Fátima

Los actos programados son producto de la ola de protestas que grupos de mujeres han expresado en distintos ámbitos y con dispares grados de energía e incluso violencia. Aun cuando es evidente que un movimiento con estas características mueve las ambiciones de control de parte de facciones opositoras al poder presidencial en turno, también resulta cierto que hay un hartazgo generalizado entre mujeres de los más distintos estratos sociales, económicos y culturales, a causa de la cultura machista y sus expresiones criminales que en fechas recientes se han multiplicado.

Estos actos son expresión vigorosa de una sociedad que tiene que actuar ante la magnitud de la tragedia, construir desde las ruinas, una nueva sociedad que genere nuevas circunstancias en todos los ámbitos. El Presidente López Obrador debería tomar esto como una oportunidad social para lograr una acción, esta vez estructurada y decidida, para la oportuna actuación de Gobierno y Estado frente a situaciones inadmisibles, como lo es la violencia de genero, feminicidios e infanticidios, que estas destrozando nuestro México.

Cada generación debe asumir sus responsabilidades, de una vez por todas asumamos la nuestra, muchos miles de pequeños dependen de nosotros.

Visits: 2054 Visits: 3

Be the first to comment on "FÁTIMA Y EL PARO NACIONAL DE MUJERES"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*