FIFÍS Y RACISMO, COSAS DE LA 4T

RELATIVISMO POLÍTICO
Rafael Lagos Inoriza

El pasado 25 de octubre, el Presidente López Obrador volvió a usar el instrumento de la división social para rematar su discurso durante un evento con pueblos indígenas celebrado en Alamo, Sinaloa, les dijo: “… ustedes son poseedores de una cultura milenaria, los que se creen de sangre azul, los fifís, desprecian las culturas indígenas, son racistas…”. 

¿A qué le tira el Presidente? ¿A provocar una revuelta social? ¿A quienes se refiere exactamente con “fifís”?

Durante los discursos de la gira de dos días en los que tuvo eventos masivos con pueblos Guarijío, Mayo y Yaqui, López Obrador mantuvo el discurso incendiario de campaña, críticas al pasado, mentiras y afirmaciones sin sustento, nada digno de un Jefe de Estado, pero se entiende de él, porque lo suyo no es gobernar, no es la administración pública a pesar de que presumió ser Licenciado de Ciencias Políticas y Administración Pública por la UNAM, mucho menos ser un hombre de Estado. No lo es porque para empezar sigue en campaña, lo único que informa sobre las acciones de su gobierno es que está regalando dinero, que ya se terminó la corrupción… el mismo discurso una y otra vez, no tiene otro por lo visto. Trae su estrategia de campaña y se apega a ella y por lo visto no tiene por qué cambiarla, si funciona porque le endulza el oído a la gente que quiere escuchar que los ricos y poderosos, los malos de la película de la cuarta transformación, ya están recibiendo su merecido.

Es cierto que en nuestra cultura hay racismo, lo vimos con motivo de la película Roma, para bien y para mal, los halagos a insultos que recibió la actriz de origen indígena Yalitzia Aparicio, pero lo vivimos a diario, no podemos ocultarlo. Pero lo que no creo que sea correcto es que el Presidente de todos los mexicanos se lo achaque sin fundamento a una parte de la población que él denomina fifís sin definir exactamente a quienes se refiere, pero que todos intuimos porque no hace falta ser científico para deducirlo. 

Al día siguiente, el domingo 27 de octubre se celebró el Gran Premio de México que tuvo como tema la cultura del estado de Oaxaca, particularmente la Guelaguetza, el folklore de las ocho regiones de ese hermoso estado y ahí estuvieron los hombres y mujeres indígenas presumiendo sus bailes, sus vestidos, sus artesanías, su alegría. No hubo muestras de racismo, al contrario, los casi 140 mil espectadores presentes, más los 400 mil telespectadores que lo vieron en vivo en 200 países, pudieron disfrutar de la fiesta que sirve de escaparate para mostrar la cultura y grandeza de México. Pero también sirve para mostrar el nivel de estabilidad social, porque aunque sea caro, había personas de todos los niveles sociales. 

Para eso, la empresa CIE y decenas de voluntarios, trabajan durante todo el año, para lograr que este evento se haya posicionado como el mejor del campeonato de Fórmula 1 durante 4 años y el mejor evento deportivo en vivo de todo el mundo en 2018. Con este Gran Premio se calcula que los ingresos totales generados en cinco años superan los 40 mil millones de pesos y genera 8 mil empleos directos e indirectos, nada de discriminación, empleos de diferentes niveles de ingreso y responsabilidad han sido desempeñados por personas de todas las edades con orgullo y hasta emoción patria.

Esto hace preguntarme, ¿quienes son exactamente para el Presidente los fifís? Porque para este gobierno el Gran Premio de México es un evento que no merece la inversión y que por lo mismo pusieron en peligro durante meses, pero ¿que tal disfrutó Claudia Sheinbaum tomándose la selfie con Checo Pérez? No se le vio nada incómoda. Y ¿que tal Antonio Attolini? el flamante Coordinador Técnico de Vinculación Internacional del IMSS y ex coordinador del movimiento “yosoy132” y quien se las da de socialista o Ignacio Rodríguez “El Chapucero” quien puso en las redes que fue con sus propios medios, como si alguien le hubiera preguntado. No tiene nada de malo que vayan, lo que pasa es que mientras su líder López Obrador no le parece que el gobierno debe invertir en promoción turística de este nivel y anda criticando a los fifís y enfrentándolos con los indígenas de Sinaloa, pero sus porristas lo andaban contradiciendo. Cosas de la 4T.

Visits: 983 Visits: 1

Be the first to comment on "FIFÍS Y RACISMO, COSAS DE LA 4T"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*