FUERZA SOCIAL POR MÉXICO

Fuerza
Fuerza

#PolíticaConciente

Por: Karla Rojo de la Vega

Vivimos en un momento histórico de la humanidad, se marca un salto cuántico en ma evolución de la conciencia humana, este cambio tiene que ver con selección natural que a su vez se traduce en cambio y adaptación.

La política como la conocemos, ya no hace sentido, existen tantas formas obsoletas que por ende no resuelven el fondo. La participación en esta esfera ha perdido dignificación su mayoría de representación. 

Soy una ciudadana preocupada por mi México, pero ocupada. Y en ese tomar acción -atendiendo a una invitación de la cual me siento muy honrada de haber recibido, por parte de Gerardo Islas, Presidente del Partido Fuerza Por México-, acepté ser la Secretaria General del partido en la CDMX.

Fuerza Por México es un partido conciliador y unificador, integrado por mujeres y hombres mexicanos de diversas condiciones sociales y visiones que coinciden en impulsar acciones a favor de causas ciudadanas y colectivas de los diferentes grupos sociales y construir un desarrollo como un derecho humano accesible a todos, en el que podamos participar en organizaciones políticas horizontales, flexibles y abiertas a los nuevos paradigmas sociales, con una visión ciudadanizada de la vida pública.

Buscamos aportar esfuerzos individuales y colectivos para que niñas, niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad y con capacidades diferentes alcancen mejores niveles de vida en el marco de relaciones sociales más incluyentes, armónicas, justas e igualitarias que permitan a todas las personas ejercer el derecho a participar en el desarrollo económico, social, cultural y político.

En el partido político Fuerza Social por México nos concebimos como un espacio de diálogo constructivo, de encuentro plural y deliberación razonada sobre los asuntos públicos, sus regiones, y municipios, con una visión global desde lo local; así como una alternativa de formulación e impulso de políticas públicas que eleven el bienestar individual y colectivo de nuestra sociedad.

Nos proponemos participar con otras fuerzas políticas para acelerar el proceso social para que las personas sean el centro de las políticas públicas; hacer valer los derechos de las minorías; ser portavoz creíble y legítimo de la sociedad para canalizar las preocupaciones y expectativas sociales en una organización competente para entender los problemas y proponer soluciones; así como punto de referencia insoslayable frente a los actores que inciden en la conformación de la agenda político-gubernamental local y nacional.

En nuestra trinchera buscamos que la constitución y funcionamiento como foro de deliberación sobre, los asuntos públicos sirvan como medio para la formación e impulso de nuevos estilos y pautas políticas para acelerar la transformación de los partidos políticos, democratizando su vida interna, y modernizando su visión para mejorar la calidad de nuestra democracia con la formación de nuevos cuadros y representantes políticos con decidida vocación social y cívica.

No aceptamos, bajo ninguna circunstancia, un pacto, convenio o acuerdo que circunscriba el actuar del partido político Fuerza Social por México, que lo subordine o sujete a cualquier organización nacional o internacional, o que nos haga depender de entidades o partidos políticos extranjeros, en consecuencia no solicitaremos y rechazamos cualquier clase de apoyo económico, político o propagandístico, proveniente de extranjeros o de ministros de los cultos de cualquier religión, así como de asociaciones y organizaciones religiosas e iglesias, y de cualquiera de las personas a las que la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales prohíbe financiar.

Reivindicamos como propio el punto de vista ciudadano y su capacidad de influir con sus opiniones en las decisiones políticas y, por tanto, asumimos como propios los intereses consustanciales a éste, de ver reflejadas sus legítimas aspiraciones de acceder al bienestar común y a una convivencia pacífica, incluyente y edificante a través de las acciones y programas de gobierno. En síntesis, buscamos sumarnos a otras organizaciones para impulsar el empoderamiento de una nueva ciudadanía, con capacidad de incidir en una mejor democracia y una economía más competitiva en la medida que genere oportunidades para todos.

Fuerza Por México cree en el valor de las leyes, el orden legal y su respeto como un medio para una mejor convivencia social y la superación de los males que como sociedad padecemos; por tal motivo, nos obligamos y comprometemos a observar y respetar en todo momento a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las Leyes Generales, las Constitución Política de las distintas Entidades Federativas mexicanas y las leyes que de ellas emanan, en todas nuestras actuaciones.

Igualmente, estamos convencidos que la mejor manera de alcanzar mejores estadios de bienestar social es a través de la realización de cualquier tipo de actividad, pública o privada, por medios pacíficos y por la vía de la democracia, por lo que nos obligamos a llevar y a orientar nuestras actividades de manera pacífica y democrática, procurando en todo momento la difusión de una cultura cívica y democrática en nuestro entorno.

Dentro de la agenda a abanderar, situamos a la educación como un tema prioritario del Estado mexicano. Educación competitiva que permita y genere un desarrollo sustentable y compartido.

La educación incluyente es la base para la transformación del país y el crecimiento integral de las personas; es el camino para que la Nación y los mexicanos alcancemos nuestras metas en este rubro fundamental. Para ello es necesario enfatizar en la importancia de diferenciar la educación pública de la privada, con ello le daremos más oportunidad de estudiar a mayor número de jóvenes de la ciudad, pero sobre todo del campo. La educación pública debe garantizar la educación a su población en sus diversos niveles educativos.

Debemos ser capaces de crear un verdadero sistema estatal de formación del bachillerato general, a la profesional técnica y de la licenciatura, a las maestrías y doctorados, para formar el capital humano necesario que participe en el desarrollo incluyente de carne y hueso, porque son los jóvenes hombres y mujeres y la ciudadanía quienes lo hacen posible.

Por otro lado, cualquier plan de desarrollo, económico y social, descansa en la población que cuente con educación y salud. Las personas deben tener buena salud para que sean capaces de aprovechar la educación y desarrollar su potencial.

Por ello estamos convencidos que es indispensable invertir en educación pública y en una red de seguridad social y de salud pública eficaz y de calidad en el que descanse una política de desarrollo sustentable e incluyente.

La salud es un pilar fundamental para ofrecer mejor educación, para que México haga la diferencia y aprovechemos las grandes ventajas de nuestros recursos naturales, ubicación estratégica y el bono demográfico que pocos países tienen.

Ante la perspectiva del siglo XXI, de la sociedad del conocimiento es la ciencia y la innovación tecnológica, factores primordiales y consideradas en Fuerza Social por México, como un asunto estratégico y afirmamos que la generación y aplicación del conocimiento debe ser una herramienta básica al servicio de la sociedad, arraigando en la juventud el deseo y voluntad de participar, promover y construir un desarrollo equilibrado, equitativo, sustentable y competitivo.

Aspiramos a una sociedad cada vez menos desigual y más armónica con su entorno natural y social; una sociedad que apoye su desarrollo en los beneficios de la ciencia y la tecnología.

En Fuerza Social por México entendemos a la ciencia como el establecimiento del conocimiento nuevo; a la tecnología como la combinación de una habilidad con la ciencia y a la innovación como la transformación de una idea en un bien útil y asimilable por la sociedad y el mercado. Creemos que el nivel de vida de una sociedad lo determina la generación del conocimiento científico aplicado a la productividad.

Las políticas públicas que se adopten frente a las amenazas y oportunidades y los procesos nacionales y mundiales facilitarán o complicarán el desarrollo de recursos humanos competitivos.

En Fuerza por México impulsamos el diálogo constructivo para enfrentar los principales desafíos que tiene el país, creando el sistema de educación profesional técnica de tipo Medio Superior y Superior, estrechamente vinculado a la planta productiva de cada región del país.

Partiendo de un claro reconocimiento de los problemas del país y los estados impulsaremos propuestas para crear y rediseñar a las instituciones con políticas y recursos que generen la transformación que exige el presente y futuro de nuestros pueblos. Establecer consensos que nos permitan actuar colectivamente y alcanzar objetivos comunes es para nuestro partido político Fuerza Social por México una tarea impostergable.

Es necesario para nuestro partido denominado Fuerza Social por México construir una agenda para el desarrollo humano que reconozca que la mayor riqueza de un país es su gente, y, en este sentido, garantizarles el acceso universal a los servicios básicos.

Estamos seguros de que el país debe apostar al desarrollo humano impulsando reformas fiscales que den soporte a las estrategias en este sentido. Creemos que, paralelamente, se deben precisar los alcances de la educación en alfabetización, cobertura y calidad educativa en todos los niveles de la educación. Es imperativo para Fuerza Social por México impulsar políticas públicas que mejoren los indicadores de desarrollo humano y pobreza que reduzcan la brecha entre lo urbano y lo rural. Ser competitivos parcialmente, finalmente resulta una trampa.

Nos pronunciamos por la confianza ciudadana como condición estratégica en la implementación de una estrategia de aprovechamiento de potencialidades competitivas y el fortalecimiento del marco institucional responsable. Creemos que con la confianza ciudadana será viable la eficacia de las políticas públicas de desarrollo humano competitivo.

Hoy Fuerza Por México reconoce la lucha histórica de las mujeres en busca de los derechos que le corresponden.

Consideramos que hombres y mujeres deben de estar incluidos en todos los espacios de nuestra organización y de la sociedad mexicana sin distinción alguna, en razón de su sexo, estado civil, escolaridad, grupo étnico, raza, religión o preferencia sexual.

Nos comprometemos a continuar con el esfuerzo realizado hasta el momento en la defensa de las mujeres y las niñas de nuestro país, así como por la garantía plena del desarrollo de las mismas y sus potencialidades.

De igual manera reconocemos las exigencias de la población adulta mayor en torno a sus condiciones económicas y ambientales, la relación familiar en la que muchas veces se ejerce violencia en contra de los adultos mayores; buscando enaltecer las actividades que desarrollaron, las que desarrollan y las que pueden llegar a desarrollar en dicha etapa de su vida; tomando en cuenta la calidad y acceso de dichas personas a la salud y la seguridad social.

Promovemos la construcción de una sociedad justa, igualitaria y equitativa, a través de acciones de fomento a la no discriminación, la paz, la identidad cultural y social, y los derechos humanos.

Partiendo del principio de la universalidad de los derechos humanos, no puede dejarse fuera de la vida política, civil, económica, social y cultural, a las personas con discapacidad. Estas personas deben gozar plenamente de los derechos y libertades que concede nuestro orden jurídico sin discriminación de ningún tipo.

Creemos firmemente en apoyar en todo momento a los grupos vulnerables de la sociedad entre los cuales se encuentran de manera muy desafortunada nuestros pueblos indígenas. De manera definitiva su reivindicación y dignificación constituye un punto esencial para el desarrollo pleno de nuestra sociedad.

Buscamos impulsar y fomentar a través de la participación de los ciudadanos la equidad y la justicia social en nuestro país, con el objeto de que se trasladen en un actuar por parte de las instituciones, de las formas de organización política y del gobierno, traduciéndose en un bienestar tangible para la ciudadanía mexicana.

Nuestra fuerza recae en la participación política organizada de las mujeres y hombres en la vida democrática del país, con equidad.

La estrategia de participación ciudadana recae fundamentalmente en apoyar y fomentar la participación de la ciudadanía a través de actividades democráticas, artísticas, económicas, sociales, recreativas, de fomento al de rescate, promoción y difusión del medio ambiente y los recursos naturales, así como políticas que sean de beneficio ya sea para una Demarcación Territorial local, de una entidad federativa y/o del País; siendo dichas actividades la forma fundamental por medio de la cual la ciudadanía ejercerá su fuerza como eje central de las funciones que desempeña el gobierno.

Se asume como compromiso primordial del partido político Fuerza Social por México el fomento e impulso al ejercicio del derecho al sufragio efectivo por la ciudadanía, pues es la vía de acceso al poder público, respetando ante todo las decisiones de la ciudadanía.

Las acciones y actividades de nuestro partido político siempre serán desarrolladas a través de medios pacíficos y por la vía democrática, por lo que se incluye dentro de ellas la vigilancia al manejo de los apoyos y servicio que proporciona el gobierno a la sociedad, denuncia de conductas ilegales por parte de las autoridades y fomentar la equidad y justicia social a través de propuestas activas de iniciativas ciudadanas sobre el quehacer político de su núcleo social.

Alentaremos y promoveremos las muestras de liderazgo ciudadano, que buscan e intentan construir una solución a las demandas del bienestar público y al interés general de la sociedad; con el objeto de reformar la estructura gubernamental adecuándolo en función de las necesidades sociales.

Es imperativo que México tenga un gobierno que impulse el crecimiento económico a través del empleo y una mejor distribución del ingreso.

El fomento de una administración eficiente y racional de los recursos por parte de las autoridades es indispensable. Debemos llevarlo a cabo de manera que sea posible mejorar el bienestar de la ciudadanía actual sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras, incluyendo el manejo de los recursos naturales y el cuidado del medio ambiente como un elemento de competitividad fundamental para el desarrollo económico y social.

Estamos conscientes de que se requieren acuerdos entre los diferentes grupos de la sociedad en factores clave del desarrollo sustentable del País como lo es el crecimiento poblacional, la demanda energética, el cambio climático, la escasez de recursos y del agua, y el manejo de residuos; pues la perspectiva económica del país ha cambiado, no debiéndose enfocar únicamente en los beneficios económicos sino además en otros factores que están implicados en el desarrollo sustentable.

Promoveremos a través de iniciativas ciudadanas un nuevo escenario competitivo del País en materia económica que tenga como prioridad enfrentar los nuevos retos que enfrentará el País completo en materia de desarrollo; que el país tenga la capacidad de generar riqueza a fin de promover y mantener la prosperidad o bienestar económico y social de sus habitantes.

En vista de lo anterior, impulsar políticas públicas de forma pacífica y democrática, que creen y combinen el desarrollo económico sustentable con soluciones a las problemáticas de la ciudadanía en general.

Por lo que con acciones que fomenten el desarrollo económico sustentable del país se apoyará de igual forma la alimentación popular, el proporcionar servicios sociales a los diferentes sectores de la población, fomento al desarrollo agropecuario, la atención de la salud y servicios escolares no sólo a una comunidad sino a todo México.

Así mismo consideramos que el campo es uno de los sectores más afectados por las crisis económicas, habiendo sido excluido del modelo económico del país. Es el campo uno de los pilares sobre los cuales se sostiene nuestra estructura económica y por ende debe otorgarse todo el apoyo financiero y de infraestructura necesario para el trabajo y protección de las tierras cultivadas.

El panorama de la justicia social no resulta alentador, ante una injusta distribución de la riqueza, la permanencia de factores de transmisión de la pobreza, de falta de

igualdad de oportunidades para todas las personas y de nulas fuentes de nueva riqueza y crecimiento económico.

Creemos en la aplicación de políticas de bienestar social, basadas en estrategias integrales para el desarrollo pleno de las personas, en su alimentación, salud, vivienda y educación, fomentando la oportunidad de empleo para la sociedad en general y privilegiando a nuestros egresados universitarios.

Consideramos al empleo como un elemento fundamental para el desarrollo de aptitudes como la creatividad, la constancia, la disciplina y la responsabilidad.

En congruencia con nuestros principios antes expresados, que el partido político Fuerza Social por México pugna por igualdad entre las personas, sin evadir sus circunstancias particulares, una impartición de justicia correcta y conforme al Estado de derecho.

Visits: 455 Visits: 5

Be the first to comment on "FUERZA SOCIAL POR MÉXICO"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*