ISRAEL Y PALESTINA: CONFLICTO AÑEJO

Palestinos

Sobre la Marcha…

Rafael Martínez de la Borbolla

@rafaborbolla

En ese instante, ellos todavía están sonriendo, haciendo planes y soñando apasionadamente, todavía idealizando sobre plantar un jardín y construir una casa – y todavía no saben que son sus últimas horas de vida en la tierra. ¿Cuál de ellos fue destinado a la muerte? ¿Cuál foto estará en el obituario del periódico de mañana? ¿Cuál madre pronto estará llorando? ¿Quien tendrá su mundo destruido bajo el peso de la perdida?”.- Isaac Rabin.

En el siglo XII a. C, una serie de pueblos de origen desconocido, probablemente venidos desde Bulgaria o de Grecia, se asentaron en la región de Canaán, que básicamente comprende la zona costera que une el sur de Siria con el norte de Egipto. Esta unión de pueblos emplazados en Canaán fueron llamados filisteos por los griegos, y su recién adquirido territorio pasó a conocerse como Filistea, o Palaistine.

En esos tiempor por el Oeste,  apareció un segundo pueblo atraído desde la zona del Sinaí, en el reino de Egipto, dice la tradición que guiado por un hombre que podía comunicarse con Dios e incluso había sido elegido por Él para guiar a los recién llegados en su travesía del desierto. Este nuevo pueblo, los semitas, decían descender directamente de un tal Abraham, que milenios atrás ya había asentado su tribu en la región de Canaán; por lo que, a sus ojos, lo único que estaban haciendo era regresar a una tierra que pertenecía a su familia desde mucho antes de que aparecieran esos filisteos.

Durante los siguientes siglos palestinos y judios se travaron en diversas guerras, no solo entre ellos, si no también contra los invasores que llegaron de lugares lejandos; iniciando por los Asirios, Persas y el Imperio Romano, despues vinieron los arabes y los cruzados, el Imperio Otomano y al final de la I Guerra Mundial el Britanico. Con tanta invasión y guerra, el senimiento guerrero entre judíos y palestinos fue decayendo, llegando a la pacifica convivencia y aceptación del otro como su vecino.

Los horrores del Holocausto a finales de la Segunda Guerra Mundial empujó a los judíos de todo el mundo a movilizarse en dirección a su tierra prometida, esta vez para quedarse. Las potencias Occidentales avergonzadas por su falta de actuar ante el genocidio ocurrido creo simpatia sobre los sobrevivientes. Las migraciones esporádicas que llevaban dándose desde comienzos de siglo se multiplicaron, mientras los británicos no pudieron ni quisieron frenar esta movilización a gran escala que derivaría en 1948 con el reconocimiento del nuevo estado de Israel. Para horror de los Palestinos, que vieron cómo su historia se repetía y, otra vez, lo que ellos consideraban su propia tierra volvía a caer en manos de terceros. Organizaciones palestinas se negaron a aceptar esta nueva amputación de su territorio y ca horas de conocerse el nacimieonto del estado de Israel, lo invadieron por todas sus fronteras, comenzóando la guerra árabe-israelí de 1948, que enfrentó al recién formado ejército israelí y sus milicias sionistas pobremente armadas contra organizaciones militares palestinas y pequeños grupos armados mal organizados procedentes de los países árabes de la zona. Venció Israel, que al finalizar el conflicto se quedó en posesión del 78 % del antiguo protectorado británico de Palestina, mientras que Jordania ocupó Cisjordania y Egipto se anexionó la conocida Franja de Gaza (este último el territorio histórico por excelencia de los palestinos).

Palestinos

Los palestinos que huyeron de la región durante la guerra tuvieron prohibido el retorno por parte de las nuevas autoridades israelíes, mientras que se facilitó la llegada masiva de judíos al recién adquirido Estado de Israel. El sentimiento de rencor y confrontación palestino se acentuó entonces. Luego llegó 1967. En la conocida Guerra de los Seis Días, Israel consiguió hacerse mediante un ataque similar al Blitzkrieg alemán con Cisjordania y Jerusalén Este, que hasta ahora habían pertenecido a Jordania; arrebató los Altos del Golán a Siria, y la Franja de Gaza y la Península del Sinaí a Egipto. El mundo árabe había sido aplastado. Estados Unidos, aliado incondicional de Israel, avaló su victoria y presionó en Naciones Unidas para evitar una intervención internacional. La pequeña porción de tierra que los británicos habían concedido a los israelíes se amplió considerablemente.Había una nueva potencia militar en la región. 

En 1973, los estados arabes, encabezados por el Presidente egicipcio Gamal Nasser, equipados con equipo militar de punta Sovietico, intentaron vencer a su enemigo con un ataque sorpresa, sólo para ser derrotados , el armamento israelita enviado por los Estados Unidos resutlo muy superior al de sus enemigos, y su ejercito demostro ser el mejor entrenado del mundo,  únicamente lla amenaza de intervención directa de la Union Sovietica en el conflicto, logro detener la invasión Israelita del territorio Arabe. A partir de entonces, cualquier victoria miliatar arabe es practicamente imposible. En 1978 se firmó un tratado de paz entre Egipto e Israel (conocido como los acuerdos de Camp David) que derivó en la devolución de la Península del Sinaí al país de los faraones, la presunta desmilitarización de la Franja de Gaza y la instauración de un régimen doble: el Estado de Israel y los Territorios Ocupados de Palestina. Básicamente se puede considerar un acuerdo que favoreció enormemente los intereses egipcios, pero también los israelíes, al aceptar Egipto que los palestinos no podrían conseguir, de momento, su ansiada independencia de toda fuerza extraña y al reconocer a Israel como un Estado. 

La consecuencia directa de este tratado fue la creación de un sentimiento de abandono y malestar creciente entre los palestinos, quienes como respuesta entre los miserables desplazados, crearon grupos terroristas, que desacreditarían mundialmente su movimiento. Ante el fracaso del terrorismo como arma poltica,  la única solución viable que encontraron y ante el abandono internacional de nuevo fue la fuerza, y de esta manera se fueron organizando una serie de movimientos violentos que conocemos como intifadas. Breves destellos de resistencia palestina contra el dominio israelí, donde los primeros combatían con piedras y cócteles molotov mientras los segundos se apoyaban en un ejército regular eficaz y completamente modernizado. La Primera Intifada ocurrió en 1987 y se saldó las muertes de 3.162 palestinos y 127 israelíes. La Segunda Intifada ocurrida en el año 2000 terminó con 5000 palestinos y más de 1000 israelíes muertos. La Tercera Intifada no pasó de unos pocos disturbios. Ninguna de las intifadas reportó cambio alguno en las condiciones de los palestinos. Más bien al contrario, ya que los israelíes endurecieron desde entonces el control militar sobre los territorios ocupados.

Esta semana la violencia regreso a Oriente Medio, el ejército israelí aseguró que desde que comenzó, su territorio ha recibido mil 600 cohetes disparados desde Gaza, de los cuales 90 por ciento fueron interceptados por el sistema antimisiles Domo de Hierro. Los ataques palestinos dejaron siete muertos en Israel, entre los cuales se cuentan una adolescente y un niño. Del lado palestino, los fallecidos sumaban 120 y más de 600 heridos. El conflicto, de manera alarmante se enardece, y se espera en breve una ofensiva terrestre israelí. 

Palestinos

El motivo de la escalada de violencia se debe a que grupos colonos pueden desalojar a familias palestinas en sus hogares del barrio de Sheikh Jarrah, también en la parte oriental de la ciudad de Jerusalén. Un tribunal de Israel falló a favor de los colonos, con el descontento de los palestinos.  Los islamistas exigen a los israelíes que retiren a sus tropas de este barrio, así como de la Explanada de las Mezquitas. Mientras tanto, debido a los ultimos acontecimientos, la decisión de desplazar a las familias palestinas se pospondrá en lo inmediato

¿Por qué ocurre todo esto? Las tierras en las que están las casas para los refugiados palestinos se compraron hace 145 años por los sefardíes y los asquenazíes. Un movimiento colono se ha hecho con estas propiedades y según la ley israelí, toda persona judía que demuestre tener propiedades en esa zona de Jerusalén Este antes de la guerra de 1948 podrán pedir que se les restituyan los «derechos de propiedad», algo que los palestinos no pueden hacer, aunque tengan los documentos que lo prueben. La batalla legal por las casas en Sheikh Jarrah ha reavivado un debate a fuego lento sobre quién tiene derecho a la ciudad, sus lugares sagrados y su historia. Jerusalén siempre ha sido la parte más sensible del conflicto palestino-israelí. Pequeños cambios en una situación delicada pueden desencadenar protestas masivas. Y las voces extremistas a menudo están presentes y aporcechan cualquier oportunidad para  hacerse escuchar.

Desde el derrumbe de la Unión Sovietica,  ha surgido un consenso peligrosamente ingenuo en Israel que sugiere, en esencia, que los palestinos que viven en Cisjordania y Jerusalén Este deben resignarse a vivir bajo el control permanente de Israel. Este consenso fue tan poderoso que, en las cuatro últimas elecciones de Israel, la cuestión de la paz con los palestinos —cómo lograrla y qué pasa si se ignora— no formó parte de la agenda.

La resolución a este conflicto no se ve cercana. los extremistas religiosos, tanto musulmanes como judíos, reclaman el país sólo para ellos, buscando instaurar un gobierno confesional, ya sea musulmán o judío,  las voces laicas y los activistas pacíficos de ambos lados no han logrado ser tomados en cuenta por los políticos, y los ciudadanos motivados por el miedo y el odio se dejan llevar por discursos incendiarios y nacionalistas, aunque para cualquier mente logica resulta inegable que el único acuerdo valido es el respeto a la existenciay la socialización pacifica entre ambos pueblos, pues estan destinados a la convivencia. 

1 Comment on "ISRAEL Y PALESTINA: CONFLICTO AÑEJO"

  1. Un relato claro y preciso del porque estalló de nuevo el viejo conflicto entre Palestina e Israel, que parece no tener solución pronta.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*