La guerra ha iniciado en Morena

#Claroyconciso
Por Alberto Castelazo Alcalá
@Castelazoa
“Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos que han sido engañados”. Mark Twain.

El lunes pasado se llevó acabo la elección para elegir la Mesa Directiva de la Cámara Alta del próximo periodo legislativo.

Cuál fue nuestra sorpresa, que la senadora por Tabasco, Mónica Fernández Balboa, le ganó la contienda a Martí Batres, quien con esta derrota ya no podrá optar por la reelección por la Presidencia del Senado.

Mejor aún fue la reacción y respuesta del actual Presidente del Senado, acusando a su compañero de bancada Ricardo Monreal Ávila. Batres escribió en su cuenta de Twitter lo siguiente: “El Senador @RicardoMonrealA ensució el proceso interno del Grupo Parlamentario de #Morena a lo largo de todos estas semanas y con una maniobra de último momento al dejar votar a los legisladores que no eran de #Morena”.

Y agregó: “Durante meses el senador @RicardoMonrealA me persiguió y me combatió para sacarme de la Mesa Directiva. ¿Qué logró? Exhibirse como un político faccioso incapaz de encabezar un amplio movimiento. El riesgo es que regresemos a las épocas del cacicazgo y el poder de un solo individuo”.

La respuesta del senador Monreal no se hizo esperar y de igual manera, a través de su cuenta de Twitter, contestó lo siguiente: “En política, las decisiones que se toman suscitan controversia y hasta polarización. El Grupo Parlamentario de @MorenaSenadores votó en libertad. Comprendo las reacciones y las descalificaciones: son injustas, pero actuaremos con tolerancia y altura de miras. #UnidadEnMorena”.

Este altercado era cuestión de tiempo, ambos senadores siempre han estado enemistados y pertenecen a distintas tribus dentro de Morena. También es sabido que Martí Batres es cercano al grupo del actual Presidente de la República, podríamos decir que le tiene hasta afecto.

En cambio, Ricardo Monreal no goza del afecto del Presidente, pero sí con el respeto de éste; además de que reconoce la gran capacidad política de Monreal y la capacidad de éste de hacerle daño a la 4T.

El martes, durante su mañanera, volvió a aparecer el gran animal político que es López Obrador, quien aseguró que los cargos no son los que importan, tras la confrontación entre Batres y Monreal sobre la presidencia de la Mesa Directiva del Senado.

“Ya acabó el tiempo de estar pensando sólo en sacar provecho; de que la política es para intereses personales, por legítimos que sean. Ya no ayudan quienes sólo piensan en sus intereses personales, tiene que haber mística y entrega total a la causa pública. No son los cargos lo que debe de importar, sino la contribución a los cambios, en este caso a la transformación del país”, dijo el Primer Mandatario.

No debemos olvidar lo que está en juego, como todos los partidos de izquierda están formados por tribus y, en este caso, Morena no es la excepción. En octubre del presente año, tiene elecciones dentro del partido para la elección de su presidente.

Una de las tribus está representada por Yeidckol Polevnsky, quien apoya al senador Batres, y la otra tribu es la del senador Ricardo Monreal, quien apoya la candidatura del diputado Mario Delgado, al igual que el secretario Marcelo Ebrard.

Como podrán darse cuenta este es sólo un episodio de lo que podremos ver de aquí hasta las elecciones internas de Morena.

Nos leemos la próxima semana…

 41 total views

Be the first to comment on "La guerra ha iniciado en Morena"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*