La reconstrucción después del sismo, la gran deuda de los gobiernos morenistas de la Ciudad de México

Edificios

Metropolis

Una de las grandes deudas de Morena y los gobiernos de izquierda en la Ciudad de México es y seguirá siendo la tarea inconclusa de resarcir el acceso a la vivienda como derecho, de todas y todo los capitalinos, posterior al sismo de 17 de septiembre de 2017.

A cuatro años de aquellos sismos las administraciones capitalinas de Miguel Ángel Mancera y Claudia Sheinbaum han dado resultados deficientes. Las demoliciones de edificios en edificios alto riesgo ha sido lentas, la burocracia interminable y cuantiosas las pérdidas para los afectados. 

Muchos de estos inmuebles siguen siendo una bomba de tiempo que en cualquier momento pueden causar una tragedia para la ciudadanía, en este caso la omisión, inactividad y negligencia pueden costar vidas, una situación injustificable. 

De acuerdo el Gobierno de la Ciudad de México hubo cerca de 7,019 inmuebles dañados. 370 corresponden a edificios multifamiliar y 6,546 a vivienda unifamiliar. 

En la alcaldía Cuauhtémoc se tiene registro de cerca de 40 inmuebles multifamiliar con daños de riesgo medio, riesgo alto, y alto riesgo de colapso. Ubicados principalmente en las colonias: Hipódromo Condesa (9), Roma Norte (8), Condesa (11), Cuauhtémoc (5) y Juárez (7). 

El abandono de las promesas a los damnificados y la urgencia de llevar acciones concretas e inmediatas en torno a edificios en situación de riesgo sin duda tuvo un costo en las urnas. Aunque algunos inmuebles como los ubicados en Av México 187 y Av. Parras 17 ya están en proceso de reconstrucción, muchos otros como los ubicados en Linares 43, Quintana Roo 3 y avenida Cuauhtémoc 614, y el emblemático Plaza Condesa, el cual ha tenido atención mediática últimamente, quedan pendientes. 

Morena en su desconfianza ideológica del sector privado generó un trato arrogante con trabas burocráticas a la inversión privada que busca reemplazar inmuebles en riesgo por edificios del más alto estándar de seguridad. 

No obstante, los procesos han estado acompañados de opacidad y se duda de los estándares de construcción en colonias de alto riesgo sísmico. Esta tendencia debe de revertirse en lo inmediato, no es viable que el estado cubra todos los costos de demolición y reacondicionamiento, pero si se pueden generar los incentivos para que los privados participen de forma transparente.

Las nuevas administraciones en las 8 alcaldías de la ciudad, en las que ganó la oposición, tienen una responsabilidad, social, económica y moral de llevar a cabo acciones inmediatas para solucionar la salvaguardad la seguridad de los capitalinos. No hay justificación para la pasividad, las nuevas alcaldesas y los nuevos alcaldes cuentan con el capital político y todos los elementos para tomar acciones ya. 

 46 total views

Be the first to comment on "La reconstrucción después del sismo, la gran deuda de los gobiernos morenistas de la Ciudad de México"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*