“López Obrador está rompiendo la homeostasis (el equilibrio) del país”.

homeostasis

#LaPausa

Jaime Gutiérrez Casas

Se dice que un cuerpo se encuentra en homeostasis cuando está en equilibrio, si algún factor interno o externo se produce afectando el funcionamiento, el cuerpo reacciona para que no se rompa la estabilidad. Por ejemplo, la temperatura promedio en un ser humano es de 37 grados, si una infección ataca el organismo, el cuerpo se defiende generando calor para combatir el agente patógeno buscando volver a un estado de balance. Ahora, si en el medio ambiente hay mayor calor o frío el cuerpo actúa inversamente buscando autorregularse ya que en caso de no conseguirlo las consecuencias pudieran ser fatales. 

El cuerpo además es una maquina creada a la perfección en donde todo funciona con una gran precisión, las extremidades inferiores y superiores, son necesarias para mantener movilidad y equilibrio, por algo la vida dotó al ser humano de una mano y un pie izquierdo y derecho. Cuando llega a faltar alguna extremidad el cuerpo tiene que buscar como compensarse.

Ahora, ¿Qué tiene que ver todo esto con lo que estamos viviendo en el país?

A que el discurso del presidente López Obrador está poniendo en grave riesgo la homeostasis de la nación. El mandatario tabasqueño ganó con una gran legitimidad, obtuvo el triunfo más holgado en 30 años, sin embargo fue un triunfo engañoso, no por la legalidad, sino porque de los 89.1 millones de ciudadanos solamente votó el 62% del padrón, es decir, 33.8 millones de personas, el 38% no participaron.

De todos los que votaron poco menos de la mitad, un 30% voto por él para presidente, 30,1 millones de votos a su favor, el 32% restante se dividió entre los otros candidatos (Meade, Anaya, el “Bronco”), más los votos que se anularon. Entonces cuando 70% del padrón no lo eligió, López Obrador debió de haber buscado a través de su discurso y de sus acciones haber sumado a ese gran universo de mexicanos. Sin embargo, la ceguera provocada por el deslumbre de su triunfo, más un tema estructural de dogmas, de creencias y de complejos personales, lo hacen mantenerse como si fuera candidato más que presidente, generado una gran polarización social, cuando lo que el país requería era de un proceso de reconciliación.

Su mensaje diario en sus conferencias mañaneras y en sus eventos lleva mucha carga de rencor, resentimiento, de división. Su tiempo no lo aprovecha para construir sino por el contrario, para destruir, polarizar, criticar, denostar y para restar más que para sumar. No hay tiempo y espacio que no utilice para arremeter contra los “fifis”, contra los conservadores, contra la derecha.

El presidente no se da cuenta que para moverse y mantenerse en equilibrio el gobierno necesita de izquierda y derecha, pero inexplicablemente el mismo está amputando las extremidades del cuerpo. Además de su discurso, sus malas decisiones, su improvisación sus ocurrencias están generando una reacción que está rompiendo la “homeostasis política y social” del país y las consecuencias que esto pudiera generar pudieran ser devastadoras y eso que son sólo los factores internos ya no le agreguemos los externos como el tema Trump, China y la economía mundial entre otros.

Visits: 1669 Visits: 6

Be the first to comment on "“López Obrador está rompiendo la homeostasis (el equilibrio) del país”."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*