¿Mantener al Partido Verde?

PVEM
PVEM

Sobre la Marcha…

Rafael Martínez de la Borbolla

@rafaborbolla

“Lo vimos en las pasadas elecciones y no fue la primera vez. Personajes famosos violando la veda electoral en un burdo intento por engañar a la ciudadanía y a la autoridad con un supuesto llamado espontáneo a votar por el Partido Verde Ecologista de México, símbolo de la corrupción política de nuestro país”.- Alfredo Lecona. 

Desde su fundación el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) presentó una estructura familiar con un líder dominante: Jorge Gonzáles Torres. Fueron ocho años los que Jorge González Torres estuvo al frente del partido, dejando el cargo en manos de su hijo, Jorge Emilio González Martínez, quien fuera electo el 16 de noviembre de 2001 y resultara aún peor. Este proceso de selección de dirigente del partido se llevó a cabo utilizando una serie de prácticas antidemocráticas. Destaca el hecho de que las boletas solo incluían la cara de González Martínez, excluyendo a su contendiente; habría que agregar que los 39 asambleístas depositaron su voto en una urna transparente, resguardada por Jorge González Torres. De 2002 a 2005, algunos grupos internos, como Democracia Verde o el Movimiento Verde Reformista (MOVERE), denunciaron ante el TEPJF irregularidades al interior del PVEM como la celebración de asambleas sin quórum legal y el hecho de que el dirigente podía durar diez años en el cargo o ser reelecto. Ante ello, después de un par de fallos del TEPJF, el PVEM modificó sus estatutos y, posteriormente, eligió el 3 de septiembre de 2005, vía la Asamblea Nacional, a su nuevo dirigente. En este proceso fue electo González Martínez con 179 votos de 182 posibles.  Se trató de un proceso más inclusivo, puesto que en las elecciones previas únicamente votaban 27 personas, no obstante, continúa la tendencia de nula competitividad en los procesos de selección de candidatos del PVEM. Ahora bien, el 14 de septiembre de 2011, la Asamblea Nacional extraordinaria conformó el nuevo CPN con 26 integrantes más los expresidentes, Jorge González Torres y Jorge Emilio González Martínez, y el vocero nacional, Arturo Escobar y Vega. Por ende, el llamado “niño verde”, Jorge Emilio González Martínez, duró diez años al frente de la dirigencia. El proceso de 2011 se caracterizó, como los anteriores, por la poca inclusión y la nula competitividad, ya que González Martínez no tuvo contendientes. En 2020 se designó Presidente a Karen Castrejon Trujillo. 

Desde sus origenes el PVEM ha presentado todas las irregularidades imaginadas, siendo el escándalo y simulación parte de su agenda. 

PVEM

La desconfianza y descredito de los Partidos Politicos, tiene que ver mucho con certezas y creencias; esta es parte de una falta de certeza jurídica, una falta de certeza en la leyes, incluso una falta de certeza en la autoridad, es decir una crisis de legitimidad y sin duda en una falta de certeza en los procesos administrativos. Los partidos políticos no están ofreciendo a sus ciudadanos lo que nos han prometido en campañas y además los votantes convertidos en ciudadanos no tienen ninguna certeza de que la representación que ellos eligieron va a ser la más adecuada para garantizarles calidad en la democracia.

El Instituto Nacional Electoral (INE) sancionará al PVEM con una multa de 40 millones de pesos y la suspensión de spots en radio y televisión por un año tras haber incurrido en delitos electorales.

Tras más de un mes de investigación se concluyó que el Partido Verde incurrió en un delito grave al pedir a unas 104 personas que hablaran a su favor a cambio de un monto económico que habría ido de los 15,000 pesos a los 100,000 pesos.

Se acreditó la existencia de un guión que utilizaron los influencers al emitir sus mensajes y se evidenció que estos no son militantes del partido político ni tampoco son simpatizantes, según declararon al propio INE, y fueron contratos a través de empresas. Además tres de ellos reconocieron que el este grupo político les pagó.

El Verde ecologisa partido incurrió en una conducta similar en la elección intermedia de 2015, cuando se acreditó la participación de 42 personas famosas que emitieron mensajes en Twitter en la etapa de veda electoral a favor del partido. Inclusive en el proyecto se resalta que cuatro de ellas también están participaron en la campaña propagandística de 2021.

Además el PVEM envió a 35 empresas fantasma una parte de los recursos que se le asignaron entre 2014 y 2019 para financiar sus actividades ordinarias y costear sus gastos  de campaña. En ese periodo, la formación pagó cerca de 133 millones de pesos a compañías que meses o años después de recibir los recursos fueron declaradas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como entidades que facturan operaciones simuladas por no contar con empleados ni infraestructura para realizar sus actividades. Incluso, al menos una decena de ellas estuvo en la mira de la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral  tras haber encontrado irregularidades en los informes anuales de gastos que presentó el Partido Verde para respaldar sus transacciones con esas firmas. En el pasado, el INE ya ha impuesto diversas multas al partido debido a las anomalías detectadas en sus procesos de contratación y por alterar sus informes de gastos.

PVEM

El PVEM es una formación política que nunca le importó la Ecología, se apropio de un nombre y un movimiento rentable, para convertirse en un negocio familiar, durante años fungió como un satélite del PRI con el que se alió electoralmente para sostener su permanencia. Anteriormente, en el 2000, ya había hecho mancuerna con el conservador Partido Acción Nacional en los comicios presidenciales. Ahora, nuevamente ha virado sus intereses y se ha vuelto un aliado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)  el partido dominante que fundó el presidente, Andrés Manuel López Obrador. El Verde, que ha sido cuestionado por apartarse de la agenda ecologista, ha logrado hacerse de votos con polémicas propuestas como la pena de muerte a violadores o cadena perpetua a secuestradores. 

El PVEM ha participado en cinco elecciones presidenciales, en las cuales solo en su primera ha contado con un candidato propio (1994), mientras que en los demás procesos electorales se ha adherido al candidato de otros partidos (2000 del PAN, 2006 y 2012 PRI y 2018 Morena), lo que le a permitido mantener su registro. 

Los Partidos políticos le cuestan muy caros a México, millones de pesos salen de los impuestos de los mexicanos para mantenerlos, un grupo de vividores de la política se aprovecha ostentosamente de ellos, es momento de analizar la permanencia de partidos satélites, que cuestan mucho y no hacen nada. 

 97 total views

1 Comment on "¿Mantener al Partido Verde?"

  1. Está en las manos de los electores eliminar a estos corruptos y convenencieros partidos sólo con dejar de votar por ellos

Leave a comment

Your email address will not be published.


*