Martín López Obrador, el otro hermano incómodo

López Obrador

#Claro y conciso

Alberto Castelazo Alcalá

@Castelazoa

Se desmorona la promesa de que AMLO no permitiría la corrupción; los López Obrador han mentido todo este tiempo.

“Yo tengo más respeto para un hombre que me permite conocer cual es su posición, incluso si está equivocado. Que el otro que viene como un ángel pero que resulta ser un demonio.”

Malcolm X

La austeridad republicana no alcanzó a los hermanos de Andrés Manuel, ya no se diga la honestidad valiente o la pobreza franciscana. Sí, en cambio, el manto del “aquí no pasa nada”. ¡Hipócritas! Eso lo sabemos por el nuevo video dado a conocer por Carlos Loret de Mola.

En este se observa nuevamente a David León, ex colaborador de López Obrador y amigo de la cuarta transformación, entregándole dinero al hermano menor del presidente. La proclamaba de este se cae a pedazos. Se desmorona la promesa de que él no permitiría la corrupción; los López Obrador han mentido todo este tiempo e ingresado dinero a las campañas del partido Morena, apenas fundado, para beneficiar al hoy primer mandatario.

Es difícil pensar que el macuspano mayor no se enteró de los intríngulis de sus hermanos, máxime que quien les dio el efectivo en ambos casos trabajaba en campal y sonriente en la administración de la 4T, mas de seguro eso es lo que argumentará AMLO y su gabinete. Eso, el consabido complot para proteger a la mafia del poder ahora que se da la detención de Luis Cárdenas, se ordena la detención de Miguel Alemán Magnani y La vinculación de Ildefonso Guajardo por parte de la FGR y el mejor desacreditemos al mensajero…Lejos queda aquel discurso del hoy presidente que no permitiría negocios de su familia a la sombra del poder, ni ningún tipo de corrupción, que el no respondería salvo por las acciones de su hijo mejor y que el ejecutivo federal estaba enterado siempre de todo.

Y es cierto, al no responder por nadie, dos de sus hermanos han salido en videos recibiendo dinero de procedencia ilícita… ¡Vaya aspiracionistas! Tan buen servicio fue el recibir dinero en plena campaña, que el estadio de béisbol, donde juega el equipo de uno de los hermanos, recibió 80 millones de pesos para ser remozado. Eso sí, el legislador y cabeza de Morena, Mario Delgado, ese que fue abucheado por sus propias huestes, salió con la petenera de decir en Twitter: “Es obsceno que quieran manchar al presidente cuando ellos recibieron millones y comprometieron la soberanía del pueblo con grandes empresas y empresarios”. Queda absolutamente claro el cinismo. Para él, el problema no es incidir en actos ilícitos y corruptelas, lo grave es cuando son grandotas. Así su minúsculo tamaño y así lo mayúscula de su sinvergüenza. Pasaron de la corrupción billonaria en tiempos de Miguel Alemán (padre, hijo y nieto tan de moda ahora), a la corrupción millonaria en tiempos de Enrique Peña Nieto, a la corrupción del franelero. Y en base a ello lo defienden…Por demás decir que los videos muestran que los López Obrador sí recibían dinero —prueba irrefutable—, lo que no es sinónimo de que no recibieran más o manejen cantidades mayores ilegalmente.

Van dos videos donde dos hermanos de López Obrador son grabados con las manos en el ‘billullo’ mal habido. Así que, además de corruptos, no aprenden nuevas mañas; hay otros videos de antes donde los lopezobradoristas muestran las mismas mañas: Carlos Imaz, René Bejarano, etcétera.

No, tal vez los que no escarmentamos somos nosotros, pues no importando las veces que se ha demostrado fehacientemente con pruebas que son corruptos no solo no ha pasado nada. López Obrador se acusa como víctima, cuando es y ha sido el jefe de todos ellos. Llama la atención que cuando salió el video de Pío López Obrador, nuestro ganso imperial presumía desde Palacio Nacional que iría tras el peñismo Peña. Después de aquel video, guardó ominoso silencio. Ahora que se anuncia la consulta (que no sirve en términos jurídicos) y otra vez resuena el nombre de Peña Nieto, asoma este un segundo video. Los avisos de uno y las corruptelas de ambos los unen más que la honestidad presumida de la 4T.

Sus promesas de desaparecer la corrupción se quedaron en la palabra. La corrupción no desapareció; campea a gusto, en todos los niveles, empezando en la familia presidencial. Y mientras los López Obrador “no roban”, pero reciben dinero ilícito, los niños con cáncer siguen sin recibir sus medicinas. Así sus corruptas negaciones y negociaciones.

 87 total views

Be the first to comment on "Martín López Obrador, el otro hermano incómodo"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*