Mixología financiera… agregar un twist de Seguro al Crédito

Seguros
seguros

En alguna ocasión ha llegado el cuestionamiento al pagar el Seguro, no lo he utilizado y no ha pasado nada ¿es un gasto? … y me refiero a las primas que se desembolsan anualmente por estar asegurado ante la eventualidad que se haya contratado. Tanto en lo relativo a la vida, salud, bienes patrimoniales y en la empresa, la contratación de un Seguro es inversión y atenúa las preocupaciones futuras ante acontecimientos desconocidos. Nadie tiene la bola de cristal para saber que pasará el día de mañana, y en caso de que alguien la tenga … favor de compartir el link.  

Pero la realidad no es así, y para mitigar la incertidumbre e imponderables existen gran variedad de Seguros; de Vida, de Gastos Médicos – menos y mayores, para Auto – pérdida total, daños, responsabilidad civil -, de Casa Habitación, para la Educación, Seguros en caso de Orfandad, Seguros para el Retiro, Seguros que cubren saldos insolutos por fallecimiento, por citar algunos ¿y para mi empresa que Seguros hay?  

En el campo empresarial existe un amplio menú de Seguros, se puede acceder a contratar desde pólizas grupales para los colaboradores; vida, gastos médicos mayores y responsabilidad civil, así como pólizas relacionadas con los activos del negocio; pólizas contra incendio, inundaciones, terremoto, actos de vandalismo, – dado el reciente caso en Polanco-.  Seguros para maquinaria, mobiliario, equipo de transporte, inventario, materia prima y Seguros que protegen la cartera de crédito otorgada a clientes. 

Continuando en la coctelería financiera, hablamos de liquidez – cash – como el ingrediente preciado en los negocios, flujo necesario para cubrir compromisos de pago, en el cual las tareas de optimizar el capital de trabajo y maximizar su aprovechamiento son rol vital del Tesorero, quien está focalizado en ingresos y egresos… las compras realizadas y servicios recibidos hay que pagarlos, y los bienes o servicios que vendes debes cobrarlos. Esta responsabilidad de manejo de tesorería, requiere experiencia y habilidad para asegurar el día a día del negocio en cumplimiento con normas, políticas y lineamientos establecidos por la Dirección General.

Desde la barra contable, partiendo del Balance General, el Activo Circulante es “sangre” que la empresa requiere para su operación: cuentas de efectivo en caja, inventario de producto terminado / materia prima, inversiones y cuentas por cobrar, no obstante, es importante tomar en consideración ¿qué tan líquidas son esas cuentas por cobrar? Siempre existe un grado de incertidumbre de cuándo se van a convertir en efectivo y sobre todo el riesgo de no pago que pueden contener.

Y si nos remontamos a los orígenes… la palabra crédito proviene del latín credititus (sustantivación del verbo credere: creer), que significa “cosa confiada”, así “crédito” en su origen significa entre otras cosas, confiar o tener confianza. Desde el momento que una empresa otorga crédito a un cliente, está depositando confianza en él para cubrir en tiempo y forma el compromiso acordado a fin de mantener una relación B2B en crecimiento. 

Otorgar crédito no es una actividad core en las empresas, a menos que se trate de entidades que por su Objeto Social sea actividad preponderante, aunque dar “crédito de casa” o “plazo comercial” es un mecanismo atado al comercio, y aparece en contra partida en el Balance como Pasivo a corto plazo, es cierto que no todas las ventas se realizan de contado, hoy y siempre es necesario vender a crédito generando CXC, con el riesgo implícito ante el posible incumplimiento de pago.

El crédito se otorga a clientes “conocidos”, y asume un buen tracking de pagos para mantener vigente su línea, correlacionada con el nivel de riesgo “conocido” o “medible” que la empresa otorgante está dispuesta a tomar en adición al respectivo costo de financiamiento implícito de acuerdo a las condiciones de pago pactadas. 

Existen diferentes métodos para cobrar, como los utilizados en segmentos de crédito al consumo popular, simplemente por citar un par: la llamada telefónica fría y fuera de horario para reclamar la mensualidad vencida o el inesperado arribo del prestigiado grupo elite de “gestores / cobradores” que amable y educadamente realizan la visita al domicilio para invitar a realizar el pago. 

Hoy las empresas cuentan con soluciones administrativas y tecnológicas que  proveen herramientas efectivas para la correcta administración y gestión de CXC con mayor profesionalismo, como lo es el descuento por pronto pago que opera como “motivador” al cliente en cubrir sus obligaciones previo a la fecha programada y generan liquidez a la empresa, también existe la estrategia de cobranza preventiva o “amigable” con un atento recordatorio al cliente días previos al vencimiento, ya sea por llamada telefónica – poco efectiva – o de manera automática – ERP – por correo electrónico, whats app, SMS. 

Sin embargo, el paradigma cotidiano empresarial entre Tesorería y Comercial continua vigente y radica en los gurús que trabajen en equipo para definir cuál es el nivel de riesgo óptimo o deseable dispuesto a tomar por la empresa frente a sus clientes, ¡si no le doy crédito no vendo! … ¿y si no nos pagan? 

Es en este preciso momento donde el Seguro y el Crédito hacen mix, se fusionan y toman relevancia para ambas partes (tesorería y ventas) el Seguro de Crédito se convierte en un coctel equilibrado y robusto, solución de negocio aplicable para todos los segmentos PyME, Empresarial, Corporativo e Institucional, ya que ¡ todos generan CXC !

Existen aseguradoras globales que mediante el pago de una prima aseguran la cartera de crédito ante riesgos de impago a nivel local e internacional. Tanto las Compañías aseguradoras como los Brokers en materia de seguros de crédito están altamente especializados, y participan como un aliado “brazo derecho” con los gurús de empresa tomadores de decisiones.

El acompañamiento del equipo asegurador es integral y continuo, – proceso punta a punta – desde el levantamiento de necesidades, análisis de cartera, contratación, renovación, servicios y valores agregados por industria, hasta el proceso de reclamó o indemnización en caso de incumplimiento de pago. 

La emisión de póliza es sui generis, ya que el activo sujeto de análisis para cálculo de “siniestralidad” se traduce en un análisis financiero de la calidad de los deudores, la contraprestación se mantiene mediante el pago de una prima. 

Finalmente, con el Seguro de Crédito las empresas agregan un boost a sus CXC, mitigan riesgo de cartera y logran una mejor posición financiera para acceder a factoraje … la resultante es ingreso real en caja para la empresa, cash is king…. ¡ salute !

Visits: 1937 Visits: 2

Be the first to comment on "Mixología financiera… agregar un twist de Seguro al Crédito"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*