¿Nos conviene que gane Trump?

TrumpAMLO y Trump en la Casa Blanca c The New York Times

Con las elecciones estadounidenses a la vuelta de la esquina, cada vez se genera más debate sobre quien será el ganador de la contienda y que candidato sería mejor para nuestro país. Desde hace unos meses he escuchado en repetidas ocasiones que Trump es la mejor opción para México, detrás de este argumento se esconde una completa desaprobación del plan de gobierno del presidente López Obrador, así como un temor al impacto negativo que puede tener su gobierno a largo plazo.

El porcentaje de la población que apoya este argumento considera que Trump es el único contrapeso a AMLO y ven en su forma de tratar a México la única manera eficiente de lidiar con el presidente mexicano. Sin embargo, como en muchas ocasiones en la vida, el miedo es un mal consejero, una victoria de Trump le conviene a muy pocos grupos de poder y los mexicanos no somos parte de ellos.

Dos de los miedos más importantes, para un porcentaje de la población mexicana, son la nacionalización de ciertas industrias y un proyecto de reelección por parte de AMLO y ven a Trump como el único contrapeso ante estos riesgos percibidos.  

EE. UU. es y siempre ha sido un contrapeso al estado mexicano desde la creación de ambas naciones y lo seguirá siendo con o sin Trump. Por más importantes que sean las figuras políticas, son solo piezas en un rompecabezas estructural con intereses muy definidos. El TMEC es una materialización legal de estas estructuras y tienen mecanismos que protegen a los inversionistas ante posibles acciones arbitrarias por parte de cualquiera de tres gobiernos.

Trump
Chrystia Freeland, Jesús Seade y Robert Lighthizer, en México c PRESIDENCIA DE MÉXICo

Un proyecto de nacionalización sería igualmente reprobado tanto por Biden o por Trump y se enfrentaría a una serie de trabas dentro de nuestro país. Los intentos del gobierno de nacionalizar la industria energética son un buen ejemplo de lo difícil que sería llevar a cabo un plan de este tipo a gran escala.

Por su parte, el miedo a una reelección por parte de AMLO es injustificado y sus principales contra pesos son internos y no externos. No hay evidencia alguna de que hay un interés por parte de AMLO de reelegirse ni de que hay una mayoría ni en Morena ni en el sistema político mexicano en general, que apoye una reforma constitucional para materializar la reelección. En caso de que existiera voluntad para este fin, el capital político del presidente no es suficiente para lograrlo.

En este sentido, los dos grandes miedos del segmento poblacional que sostiene que Trump sería lo mejor para México tienen contrapesos mas internos que externos y enfrentarían la misma resistencia por parte de Trump que de Biden.

Por su parte, Trump es un presidente que carece de un entendimiento moderno de la interacción bilateral, entiende la relación, al igual que AMLO, como una entre dos entidades soberanas que priorizan la soberanía en toma de decisiones, ante el potencial de integración económica, política y social de la región.

En temas específicos, Trump hace política domestica y no internacional, su único interés responde a la opinión de sus bases a las que busca complacer a toda costa, por lo que su relación con nuestro país estará a la merced de esta dinámica. Su política migratoria nos ha obligado a desviar una cantidad importante de recursos de la Guardia Nacional para frenar migrantes y ha hecho pasar experiencias violadoras de derechos humanos a miles de migrantes mexicanos y latinoamericanos.

Trump
Los elementos de la Guardia Nacional repelen a migrantes c Reuters

A México le conviene un EE. UU. fuerte con una visión multilateral, la visión de Trump acelera el declive relativo de nuestro vecino del norte ante China y debilita a toda la región. La posición ante China es una situación que tiene un impacto negativo para el mundo, pero puede presentar ciertos beneficios para México ya que podríamos ser receptores de los flujos de inversión productiva que van saliendo de China.

Sin embargo, esto requiere de un papel activo por parte del gobierno mexicano para dar certidumbre, algo que no está sucediendo, por su parte hay un consenso en Washington sobre la forma de lidiar con China por lo que la posición de Biden no será tan distinta a la de Trump.

Trump es un presidente que no tiene ni la visión, ni la preparación, ni la capacidad para ser presidente del país más poderoso del mundo, el impacto de su presidencia será duradero, su reelección no le conviene ni a Estados Unidos ni a México.

Visits: 827 Visits: 12

Be the first to comment on "¿Nos conviene que gane Trump?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*