Política Energética: ¿Soberanía o al servicio de Trump?

CFE
CFE

#Asídeclaro

David Martines Staines
@DMStaines

Sabemos quiénes son los que manejan la política energética en México.

Algo huele muy mal en las decisiones que toman las autoridades en política energética del país.

Empezando por la refinería de Dos Bocas,donde se impuso la opinión de Nahle y de la cual se dice que es un “elefante blanco” y los recursos que se destinan a esta magna obra se van a un barril sin fondo.

Si la intención de Nahle es realmente buena y en favor del interés nacional, ¿por qué entonces se negó a respetar la ley y decidió publicar el decreto en el DOF, sin pasar por el análisis de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, como establece la ley y ordenó a la SEGOB su publicación inmediata? En ese tema hubo además el antecedente del litigio que se presentó entre CFE y 4 empresas de transporte de gas natural.

CFE, Gas Natural y energías renovables

En el presupuesto aprobado para el 2019, se contempló para la CFE una inversión de 10,416 millones para modernizar plantas de carbón, mientras que en centrales geotérmicas e hidroeléctricas se gastarán solo 1,230 millones. Por su parte, el presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, Armando Guadiana, confirmaba que a través de CFE se reviviría un proyecto carboeléctrico.

En febrero de 2019, el director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz se lanzó en contra del gas natural, el principal insumo de generación y demandó a las cuatro empresas transportistas de gas natural por considerar que los contratos eran “leoninos”.

No explicó que CFE detuvo la construcción y reconversión de algunas plantas y que cerró el suministro de gas natural a la península de Yucatán, para imponer como forma de generación, el combustóleo y el carbón.

CFE

En ese momento tuvo que recular y negociar antes de que procediera el arbitraje internacional y lo peor es que luego habló bien del gas natural. Cuando se dio el banderazo para iniciar la interconexión del sistema nacional de gasoductos con el ducto privado Mayakan para suministrar gas natural a las 5 plantas de CFE en la península, Bartlett expresó que la obra tiene la intención de aliviar la falta de gas para las centrales generadoras de la zona sur-sureste del territorio nacional que, a su vez, provocan las tarifas eléctricas más altas del país, debido a que es necesario quemar combustibles más caros y contaminantes (carbón, combustóleo y diésel) para obtener la energía necesaria.

Si antes no pudieron en contra del gas natural, ahora Nahle y Bartlett se fueron contra las energías renovables, satanizando estas energías, aunque son más limpias, eficientes y baratas y no dependen de un mercado externo, como el petróleo y sus derivados.

Pero sabemos quiénes son los que manejan la política energética en México.

Nahle y Bartlett

El director de la CFE tiene una larga trayectoria política, principalmente en el PRI, se le recuerda y recriminan hechos muy lamentables desde el asesinato del periodista Manuel Buendía, hasta el fraude electoral de 1988 que permitió el triunfo de Carlos Salinas, sobre el líder de izquierda Cuauhtémoc Cárdenas. Recientemente se le documentaron más de 25 inmuebles con valor superior a los 800 millones de pesos y el tráfico de influencias, en beneficio de su hijo León, para que se convirtiera proveedor de equipo médico de la delegación del IMSS en Hidalgo a un precio tres veces más caro que el precio de mercado. (Ante la presión ciudadana, hubo un comunicado oficial sobre la cancelación del contrato).

Rocío Nahle también tiene una larga carrera en Pemex y pasajes oscuros de corrupción, tráfico de influencias. Se dice que favoreció a su marido, José Luis Peña para obtener una jugosa jubilación y la exdiputada morenista, Eva Cadena, la acusó de ser la recaudadora de dinero para la campaña de AMLO.

Otros “detallitos” de la titular de Energía, fueron publicados por el periodista Salvador García Soto “recordando el tema de su compadre, José Quintanilla Ayache, que había recibido un millonario contrato del IMSS en la Ciudad de México para la compra de ventiladores para el Covid 19, a través de su empresa Bidcom Energy, igual que el hijo de Bartlett en la Delegación del IMSS en Hidalgo”.

Sobre los contratistas de Dos Bocas, García Soto escribió: Empresas que han participado en las licitaciones para las distintas etapas de Dos Bocas, se quejan de “favoritismo” de “tráfico de influencias” en la asignación de contratos en algunas etapas y apuntan en concreto a Juan Carlos Fong. Empresarios y contratistas de Pemex reconocen a Juan Carlos Fong, como amigo cercano del esposo de Nahle, José Luis Peña, y quien se presenta como “operador de Peña y Nahle”. Fong es dueño de la empresa “Construcciones y Reparaciones del Sur”, que forma parte del consorcio “Huerta Madre”, que en conjunto con la holandesa Van Ord, “ganaron” a través de una licitación restringida el dragado de Dos Bocas (5 mil millones de pesos).

Siguiendo con las incongruencias de Nahle y del ya desgastado discurso de la 4T de “austeridad y humildad”, en Villahermosa, Tabasco se rumora que la flamante secretaria adquirió una imponente casa en el Club de Golf, ahí donde vive los más ricos de la capital tabasqueña.

Al final queda la duda sobre a qué intereses sirven Nahle y Bartlett ¿quiénes son los que mueven el carbón y el combustóleo en México y quiénes se benefician de ello?¿Serán las grandes reservas que tiene Estados Unidos y las empresas que financian la campaña de Donald Trump?

Visits: 1429 Visits: 45

About the Author

David Martinez Staines
Analista político, colaborador de Zona Publica en Efekto Tv noticias.

Be the first to comment on "Política Energética: ¿Soberanía o al servicio de Trump?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*