ROSARIO ROBLES Y EL PODER DEL ESTADO

Rosario
Robles

Sobre la Marcha….

Rafael Matínez de la Borbolla
@rafaborbolla
“Para mis amigos lo que quieran; para mis enemigos la Ley.” General Porfirio Díaz. 

La defensa de Rosario Robles Berlanga, ex titular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), empezó las negociaciones con la Fiscalía General de la República (FGR) para que se otorguen beneficios legales a su clienta, solicitando sea acogida como testigo de criterio de oportunidad, es decir a cambio de una diminución considerable en su sentencia, deberá decir y corroborar todo lo que sabe o en su caso la FGR considere que ella sabe. 

Fuentes cercanas a la ex secretaria de Estado señalaron que aunque todavía son contactos informales, los representantes legales esperan que en los próximos días el Ministerio Público Federal (MPF) responda de manera formal y positiva a la petición, y entonces comience la entrega de información en torno a la Estafa Maestra.

La decisión, anunciada por los abogados de Rosario Robles de colaborar con la Fiscalía General de la República para obtener beneficios marca un punto sin retorno en la posibilidad de llevar a juicio a Enrique Peña Nieto y a sus dos alfiles, Luis Videgaray y Miguel Osorio Chong, por millonarios desvíos de presupuesto público que terminó en elecciones y en campañas de promoción personalizada, aportando elementos para probar que el dinero que se obtuvo de la llamada Estafa Maestra fue a parar a las campañas del PRI, incluida la intermedia de 2015 y la presidencial de 2018, en la que se postuló como candidato a José Antonio Meade

El paso dado por Rosario es distinto al de Emilio Lozoya e incluso al de Emilio Zebadúa. Lozoya fue separado de la familia presidencial al mediar el sexenio y nunca más recuperó los favores de Peña, y su enemistad con Videgaray era inocultable. Zebadúa era pieza auxiliar, indispensable en la operación pero instrumental a pesar de su propio ego y de los desvíos que pudo hacer para sí mismo. En cambio, Robles tenía una relación personal con el expresidente, una alianza con Osorio, una interlocución directa con Luis.

Robles está en la cárcel por una manipulación del debido proceso por parte de la Fiscalía General y de un juez de control con claro conflicto de interés. Pero el delito por omisión por el que la detuvieron, se agravó con otros dos más que al entrar en el terreno de la delincuencia organizada, no es sujeta a libertad bajo fianza. La prensa señaló ayer que finalmente el gobierno la quebró, lo que es incorrecto. La razón por la que pidió el criterio de oportunidad se originó en una cadena de errores cometidos por ella y sus abogados, que provocó la declaración de su incondicional hasta hace un mes, Emilio Zebadúa. 

Lleva quince meses en prisión preventiva porque los jueces decidieron que podía fugarse y que aunque fungió como Jefa de Gobierno en el Distrito Federal, según el dicho del juez no puede comprobar su arraigo en esta Ciudad. El peso completo del aparato estatal se le vino encima. El trofeo de la misoginia se lo llevan sus colegas del gobierno previo. La dejaron morir sola, como si ellos no tuvieran nada que ver con lo ocurrido. 

La ex secretaria ante la amenaza de pasar el resto de su vida en la carcel y ante un juicio a todas luces imparcial en contra de ella, iniciando por el hecho de que por los delitos que se le impuganan, tendría derecho a libertad bajo fianza, el cual se ha sido recurrentemente negado, por lo que es el único recurso legal que tiene para seguir su proceso en prisión domiciliaria, siempre y cuando –como lo hace Emilio Lozoya– lo que testifique sea verídico y comprobable e involucre a otros personajes beneficiarios de la estafa maestra. Y el catálogo de ladrones de cuello blanco es inagotable.

El conocido criterio de oportunidad se ha convertido en una tabla de salvación para los que cometieron actos de corrupción. Basta denunciar al jefe para no recibir castigo. Es el caso de Emilio Zebadúam de Emilio Lozoya y ahora de Rosario Robles. A pesar de tener estudios, de dárselas de políticos de altos vuelos, ahora resulta que son inocentes palomitas que lucharon por la democracia, la rendición de cuentas y que trataron de ser impolutos ante un ambiente lleno de bandidaje y degenere que estaba muy lejos de sus principios y buena fe. 

Visits: 806 Visits: 3

Be the first to comment on "ROSARIO ROBLES Y EL PODER DEL ESTADO"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*